Dayenu - Suficiente

"Dayenu - Suficiente"
Por Rabino Rigoberto E. Viñas

Una de las canciones más populares en la Hagada de Pesaj es la canción "Dayenu." Esta canción enumera paso por paso cada uno de los maravillosos milagros que Dios realizó para nosotros como parte de la historia del Éxodo. Después de cada paso en la línea de la historia, el grupo responde "dayenu" - "hubiera sido suficiente" para nosotros si hubieras hecho eso, pero hiciste aún más por nosotros. Luego decimos el siguiente paso y repetimos esta afirmación una y otra vez.

Nuestros Rabinos de bendita memoria explican que esta canción es una de las partes más poderosas del Seder porque explica que el éxodo de Egipto tuvo lugar en muchas fases. La libertad no vino de una vez; más bien, los egipcios fueron castigados primero con plagas, luego fuimos liberados, etc. Por lo tanto, la primera lección de Dayenu es que uno no debe ser consternado por el proceso largo de liberación y de esa manera nunca perder la esperanza, ya que Dios siempre está avanzando hacia su fin deseado, guiándonos hacia el gran día que esperamos - la liberación de toda la humanidad.

En la vida cotidiana esto también aplica: A veces decidimos trabajar hacia un determinado objetivo. Trabajamos duro y oramos para que sea exitoso, pero no vemos los resultados de inmediato. "Dayenu" nos recuerda que todo (incluso los milagros) proceden de manera incremental. Paso por paso. Las cosas no ocurren de pronto! Todo toma tiempo y si mantenemos la fe veremos que cada paso fue parte del proceso.

Otra poderosa lección del Dayenu es que hay un guía que está dirigiendo esos pasos hacia un final. En otras palabras, las cosas no ocurren al azar; están organizados por el Arquitecto Divino que guía la historia hacia la dirección que Él desea que tome. Toda la historia se está desarrollando ante nosotros, en dirección a la liberación y la venida de Mashiach. De hecho, nuestros Rabinos explican que la Torá comienza con las palabras "En el principio" para que podamos entender que si hay un comienzo debe haber un final. Y si hubo un Creador que guió el principio, Él debe continuar su orientación hacia un fin. La lección del proceso de "paso por paso" nos enseña a nunca perder la fe en el hecho de que este proceso se está desarrollando tal como el Guía desea que se desarrolle.

Se hace una pregunta tradicional sobre el Dayenu: en la oración dice que "si nos hubieras traído al Monte Sinaí, pero no nos hubieras dado la Torá, hubiera sido suficiente." Nuestros Rabinos preguntan: ¿Cómo podría esto ser suficiente? La respuesta - porque ahi en el Monte Sinai - nos unió como pueblo. La fiesta de la Pascua une a la familia. Nos une, y esta unión crea una plataforma para entender la Torá incluso mejor de lo que pudiéramos si no la tuviéramos.

Hay otra lección que puede ser la más poderosa: Ya que la Fiesta de la Pascua (Pesaj) es la conmemoración del comienzo de nuestra libertad de la esclavitud, ella simboliza el comienzo de nuestra capacidad de trabajar para lograr todo lo que deseamos. Como esclavos, queríamos una vida mejor para nosotros y para nuestros hijos, pero no éramos libres de hacerlo. Ahora, como personas liberadas, somos libres de perseguir los deseos de nuestros corazones y otorgarnos el consuelo material que solíamos desear. El DAYENU nos enseña un secreto del éxito: debemos poder decir Dayenu: ¡Ya tengo suficiente!

Como personas libres con la capacidad de perseguir todo lo que deseamos, tenemos el potencial para un gran éxito. ¡Pero Ay! El potencial también está allí para un gran sufrimiento si nos permitimos convertirnos en esclavos de la búsqueda de la comodidad material. Dayenu nos enseña que tenemos suficiente. No necesitamos trabajar los 7 días de la semana, podemos disfrutar del Shabat porque tenemos suficiente. No necesitamos trabajar en los Haguim (fiestas religiosas), ¡porque tenemos suficiente! Nuestra satisfacción proviene no solo de la adquisición, sino también de poder mirar a nuestro alrededor y decir: “Tengo suficiente, mire todo lo que Dios me ha dado”. Este sentimiento de satisfacción nos brinda la plataforma sobre la cual podemos construir nuestros futuros éxitos.

Tenemos un problema en la vida del siglo 21! No sabemos decir - ya es suficiente o Dayenu. Tal vez por eso el piyut (poema) nos pide que la congregación responda en voz alta "dayenu" para que lo practiquemos a nos acostumbremos a decirlo. Como si fuera una terapia de conducta para aplicarla a otras partes de nuestras vidas adonde las cosas están fuera de control y hay que aprender a decirle ya es suficiente. Tal vez al decir "Dayenu" estamos practicando aprender cuando ponerle los frenos a una vida que demanda mas y mas y mas - sin sentimiento de satisfacción o logro.

Este año, permitamos que Dayenu nos enseñe a decir GRACIAS para que podamos sentir el placer de la satisfacción de lo que ya hemos ganado, no solo material sino también espiritualmente, y con la familia y los amigos. Hagamos espacio para los éxitos que vendrán este año. AMÉN.

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Nitel Najt

Una Aclaración Simple

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21