Ir al contenido principal

Divrei Torá en honor a la Parashá Jucat

¡Enfrenta el problema directamente, no le huyas! 

 Una de las historias en la parashá de esta semana se refiere al incidente de las serpientes venenosas en el desierto. La Torá relata que el pueblo judío comenzó a quejarse de nuevo, después de que fueron desviados lejos del territorio edomita. Criticaron a Dios y a Moshé por ponerlos en el desierto y darles de comer el maná que calificaron de "pan insalubre."  Como castigo por sus quejas, Dios envió serpientes venenosas contra el pueblo que anduvieron por el campamento picando indiscriminadamente. La gente se dio cuenta de que éste fue el resultado de su pecado y admitiéndolo ante Moshé y Dios; por consiguiente le pidieron a Moshé ore por ellos. Moshé oró por ellos y Hashem le dio instrucciones de crear la imagen de una serpiente venenosa hecha de plata y que luego la colocara en un poste alto (también llamado un esculapio) y por último que caminara por el pueblo de Israel con él.  Cuando la gente miraba para esa imagen en el poste se curaban de las mordidas de las serpientes.  

Vara de esculapio
Rashí explica que la serpiente no era una cura real, sino un recordatorio para el pueblo judío reafirmaran su dedicación a Dios.  Al mirar hacia arriba a la serpiente , veían el cielo y recordaban que es el Dios del cielo quien cura todos los males.  La pregunta que surge es ¿por qué usar en primer lugar la imagen de una serpiente de plata para curarlos? Si la cura está en pensar en Dios, ¿por qué no simplemente recordarle al pueblo judío que hagan teshuvá y ya hubiera sido suficiente? ¿cuál es la lección en el uso de la serpiente para curar a la gente? Moisés usó la imagen de la serpiente para recordarle al pueblo judío que la mejor forma de superar un problema es enfrentarlo directamente. La religión de Moisés no era un escape de la realidad de la vida mundana, hacia la espiritualidad y el mundo de la fe ciega. Más bien la fuente de la curación de Dios es admitir el problema y hacerle frente cara a cara con la ayuda de Dios. Al buscar la ayuda de Dios, nos hemos de quedarnos de brazos cruzados, esperando que Dios solucione el problema, en lugar deberíamos de actuar o hacer algo para resolver los problemas sabiendo que Él está con nosotros, mientras encontramos la sanación o solución que necesitamos. Por supuesto, algunos tratan de resolver sus problemas por sí mismo o solos sin la ayuda de Dios. Esto también es imposible. Si la curación viene por nuestros propios medios, es sólo una ilusión de haberla alcanzado por nuestros propios medios. 

En realidad, fue Dios en su infinita misericordia, que nos sanó a través de los medios naturales y de los medicamentos que tomamos o los pasos que tomamos, al parecer, por nuestra cuenta. Cuando yo era niño, yo conocía una anciana judía observante que solía decir "Hashem li lerefuah" cada vez que tomaba un medicamento. Esto significa literalmente "Hashem es para mí una cura." Yo le pregunté por qué lo hacía y ella me explicó que el medicamento era simplemente un vehículo para la energía curativa de Dios la ayudara. Cada vez se incorpora el aspecto espiritual en su acto físico de tomar el medicamento, agrega la dimensión espiritual necesaria para el acto de curación. Al mirar hacia arriba al palo de Moisés, el pueblo de Israel, estaba haciendo algo físico (el acto de mirar hacia arriba) y de esa manera realizar las conexiones a la espiritualidad. Esto explica el propósito de mirar para arriba pero ¿por qué una serpiente?  

Otra forma de pensar acerca de todo esto es entender que nada de lo que existe en este mundo es verdaderamente malo. De hecho, según el pensamiento cabalístico, todos los males son realmente bienes que se han extraviado o bienes mal usados de alguna manera.  Inherente a todos los males hay algo bueno latente. Al mirar hacia arriba a la serpiente el mal del que ellos padecían fue transformado y utilizado para el bien de comprometer al pueblo judío a la piedad.  Esto demuestra que en todas las situaciones, el mal debe ser transformado de una manera similar. El inicio del proceso de configuración de la serpiente era que el pueblo judío estaba sufriendo las mordidas de la serpiente y que admitió su pecado. 

Las mordidas de serpiente pueden ser vistas como la enfermedad que padecían, pero también puede ser visto como el comienzo de la cura. Fue una llamada de atención que nos ha dicho que el camino en el que se encontraban no era un camino bueno. Esto es similar a lo que un paciente con cáncer me habló de su proceso de recuperación. Me dijo que hasta que le diagnosticaron el cáncer, nunca pensó en el sentido de la vida y todas las bendiciones que contenía. Después del diagnóstico del cáncer, la vida adquirió un mayor significado. “Cuando fui diagnosticado con el cáncer fue como una bendición para mi rabino. Me desperté a lo que es verdaderamente importante en la vida,” me explico. Se pasó el resto de sus días en el proceso de sanarse y disfrutar las bendiciones que tenía.   La serpiente nos recuerda que debemos poner nuestra mirada hacia el cielo y encontrar lo bueno en todo lo que nos rodea, incluso cuando nos enfrentamos con el sufrimiento y el mal. 

 Shabbat Shalom de parte del Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas y Familia

Comentarios

  1. Gracias rabino Mónica de Argentina shabat shalom iupi!!!😃

    ResponderEliminar
  2. Gracias rabino Mónica de Argentina shabat shalom iupi!!!😃

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Rabino por el comentario, lo expuesto me hizo pensar y reflexionar con respecto a mi situación personal y poder hacer un cambio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…