Parashá Bejukotay

Palabras de Torá en honor a la Parashá Bejukotay

"Pero si no me oyeréis, y no cumpliréis todos estos mandamientos, y despreciaréis mis estatutos. Y si vuestra alma se enfadase por mis normas (leyes / jukim), de modo que no cumpliréis todos mis preceptos para violar mi pacto. "(Lev. 26:14-15)

Rashi cita al libro de Torat Cohanim que desarrolla por pasos el deterioro de siete puntos espirituales del individuo. El Rabino Samsón Rafael Hirsch explica la causa y el efecto de cada paso de este deterioro regresivo.
Pero si no me oyeréis.."El descenso comienza con "no escuchar" a la palabra de Hashem, que se define como no estudiar la Torá. Una persona que no estudia Torá no sabe cómo hacer los mandamientos, tarde o temprano, en la práctica es víctima de la falta de aprendizaje. Por lo tanto, una segunda etapa se desarrolla en que la práctica se desaparece. 

Y despreciaréis mis estatutos.”... La deserción continúa con un tercer paso. Una vez que la persona que dejo el estudio de la Torá y la práctica de las leyes - tiene que racionalizar su comportamiento a sí mismo y comienza a dudar de que fueran de todos modos importantes. Esto un desprecio real de la Torá que se alimenta de la falta de conocimiento y comprensión, junto con la evitación de la culpa por no practicar. 

Y si vuestra alma se enfadase por mis normas (leyes / jukim)” ... Puesto que la persona carece de los conocimientos, se siente culpable por no hacer los mitzvot y "duda" de su importancia, a continuación, va más allá y comienza a difamar a la gente que mantienen los mitzvot. Esto se debe a que no puede entender el razonamiento de los que mantienen los mitzvot. Ellos piensan que las personas religiosas son "simples" o "sin educación de los caminos del mundo o simplemente ingenuas". Ellos comienzan a odiar a los que observan las mitzvot porque en sus ojos hacen quedar mal a los otros Judíos practicando costumbres antiguadas delante de los gentiles.

De modo que no cumpliréis todos mis preceptos..."Toman su comportamiento aún más y tratan de promover la “no-observancia” de los mismos o tratan de ocultar a los que observan la Torá y los relegan a la burla de la sociedad. Todo esto es porque se sienten culpables en el interior de su conciencia por no guardar los mitzvot.

"Para violar mi pacto..." En este punto la persona siente que la alianza entre Dios y el pueblo judío, o bien no existe o no se aplica a él. La persona se excluye de la necesidad de mantener una relación con la alianza de Israel y deja de vivir como un judío. Se convierte en prácticamente indistinguible de un gentil.

Este es un proceso especialmente triste que por desgracia se ha convertido en muy común hoy en día. La advertencia de la Torá y en el comentario de Rashi es tanto más importante cuando nos damos cuenta de que esta bajada se inició al dejar de estudiar Torá. Una nación que ignora la Torá y sus valores no entiende la misión única de Israel, que también se conoce como "nuestro pacto con Dios". Si no entendemos la misión única de Israel y no nos distinguimos del resto del mundo mediante la observación de los mitzvot ¿por qué razón nuestra nación debería de seguir siendo eterna? Es nuestro pacto con lo eterno que nos hace una nación especial que no se caiga presa de los estragos del tiempo al igual que nuestros enemigos en el pasado lo hicieron. Seguimos aquí en la tierra como nación, porque Hashem sabe que algún día (pronto) de nuevo nos encontramos con esta misión para convertir este mundo en el paraíso descrito en la primera parte de la parashá de esta semana.

Por el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Nitel Najt