Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Palabras de Torá en honor al Shabat Parashá Pekudé

Palabras de Torá en honor al Shabat Parashá Pekudé

El Tabernáculo del Testimonio (Éxodo 38:21)

Uno de los muchos nombres para el Tabernáculo Santo se presenta en la parashá de esta semana como el "Tabernáculo del Testimonio." ¿Qué es exactamente el testimonio que esta estructura está dando?. ¿Cuál es la intención de éste y para quién es?
Según el comentarista bíblico Rashi del siglo 1000 en Francia, el Tabernáculo se denomina un testimonio, ya que sirve como prueba de que Dios había perdonado al pueblo judío por el pecado del becerro de oro. ¿Cómo funciona el Tabernáculo para rendir este testimonio? Debido a que era evidente para todos que la presencia divina descansaba en el tabernáculo que se encontraba en medio del pueblo judío, y puesto que la presencia de Dios  se hizo sentir entre el pueblo se entiende que los había perdonado.

Sin embargo, otro aspecto del testimonio,  vino del hecho de que fue creado con una gran cantidad de oro. Oro, por supuesto, era el metal precioso que se había utilizado en la creación del becerro de oro y ahora se utilizó para exaltar a Dios con la creación de un tabernáculo de testimonio exclusivamente para Él. Si miramos más allá de la superficie de la línea de la historia, podemos observar que tal vez el testimonio ,si mantenemos en cuenta,  el uso del oro en la creación del tabernáculo contra el uso del oro en la creación del becerro de oro, no como un testimonio de un cambio en el corazón de Dios (en su perdón a nosotros), sino como un cambio en el corazón NUESTRO en que hemos sido capaces de tomar nuestro oro y esta vez para los fines adecuados en lugar de usarlo destructivamente en la creación de un ídolo.

El caso del becerro de oro es un ejemplo de un problema básico que los humanos suelen tener en su relación con el dinero y la búsqueda del poder. A veces, la gente busca oro, porque piensan que les dará un gran poder. Y, por supuesto que sí. El dinero nos permite comprar muchas cosas, contratar a personas que trabajan para nosotros y controlar a otros también. Cuanto más las personas buscan poder y dinero, mayor que necesitan más de éste. 
Se convierte en un ciclo sin fin del deseo y la adquisición. Se toma el foco de la gente lejos de las cosas significativas en la vida y los atrae hacia una red de adquirir oro constantemente porque piensan que de alguna manera les ayudará, pero no lo hará. Esta fue la actitud que llevó a la creación de la adoración del becerro de oro.

El Santo Tabernáculo del Testimonio, sin embargo, es un testimonio de que las personas que estaban colaborando en su creación habían superado su adicción a la interminable búsqueda de dinero, la comodidad y el poder y se estaban convirtiendo verdaderamente en “poderosos” utilizando su poder para crear un testimonio del triunfo final del ser humano - la unión de lo humano con la presencia divina. Fue un testimonio de que el dinero (shekels monedas) que recogieron podría ser utilizado - no para fines destructivos, sino a los efectos edificantes finalmente. Es un testimonio de que los seres humanos pueden ser desinteresado y puede utilizar los poderes que se les da para servir a un propósito más elevado, sólo por sí mismos. El tabernáculo es un testimonio de crecimiento - que ellos habían superado su búsqueda de poder puro y duro y ahora estaban usando su poder para hacer el bien. 

¡Dios mío! Si pudiéramos hacer eso hoy en día! En lugar de centrarse en la adquisición de más dinero en los Estados Unidos, nosotros, el pueblo judío deberíamos de liderar el camino para demostrar lo que sigue después de que hemos adquirido dinero y el poder ; el bien que podemos hacer con él. ¡Podríamos ser un testimonio! Piensen en las personas que podrían obtener los beneficios, las masas que pueden ser educados y las enfermedades que podrían curarse. 
Que sea la voluntad de Dios que hagamos teshuvá pronto y volver a esta misión en lugar de dedicarse a medida que actualmente están en la búsqueda incesante y vacía de poder y dinero. (AMEN)

Pero ¿para quién fue este testimonio? Si todos los judíos hicieron Teshuvá - todos entendieron  que este potencial existía – ¿quién faltaba por darle el testimonio? ¿fue el testimonio para los Judíos? ¿fue por las naciones (goyim) que los rodeaban? ¿tal vez era para ambos?

El testimonio fue para ambos. Para los Judíos fue un testimonio de que en realidad podría materializarse un objeto físico como prueba de su dedicación a Dios. No estaban probándole los demás – se lo estaban probando a sí mismos. A veces la práctica religiosa de las personas es para que los demás lo puedan ver. Este testimonio no era para otros, era para ellos mismos. No fue un falso testimonio - fue el tipo de cosa que se hiso para demostrar que puede hacerlo y que significa mucho para usted.
 Toda religión, hoy en día, con demasiada frecuencia no se trata de lo que crees, pero sí de lo que los demás quieren creer y demostrar en la práctica. Este tipo de religiosidad es un falso testimonio, porque no viene de adentro, si no para convencer a los demás que uno es supuestamente religioso. El Tabernáculo de la verdad, fue un tabernáculo de testimonio, porque era un testimonio de la vivienda de la Shejiná dentro de cada Judío. Vino de adentro de cada persona que lo hizo porque creía en ella de verdad y no fueron motivados por falsedades a los demás.

Al mismo tiempo, sirvió como un testimonio a las naciones (no judías) que hay una relación especial entre el pueblo judío y Dios. Este testimonio no es un testimonio de la exclusión. Es un testimonio de la inclusión. No quiere decir que ya que tenemos una relación especial con Dios que ellos nunca lo pueden lograr - sino es un testimonio de que es posible que todos los seres humanos pueden lograr lo mismo y establecer esta relación con Dios. Pueden unirse a nosotros si lo desean. Ellos pueden buscar a Dios y lo pueden encontrar también. Como nosotros pecamos y estábamos lejos de ser perfectos como lo demuestra el incidente del becerro de oro, pero Dios nos perdonó - ellos también pueden acercarse y sentir la presencia de Dios en sus vidas.

El judaísmo es un “Tabernáculo de Testimonio.” Es prueba de que Dios tiene relaciones con los seres humanos y valora a toda la humanidad. El testimonio debe ser ofrecido y deberíamos ser sus portavoces. La única forma de transformarnos en los portavoces de esto es que hagamos Teshuvá - salir de la "carrera de ratas que solamente busca dinero" y que nos unamos a las fuerzas espirituales de la construcción de una casa para Dios en la Tierra. Para lograrlo lo único que tenemos que hacer es querer hacerlo. Esto nos daría la satisfacción, la alegría y el sentimiento de la plenitud que buscamos, pero no hemos encontrado todavía.


Shabbat Shalom de parte del Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas y familia.

Comentarios

  1. Shabat Shalom. Mu sencilla y contundente la explicación de la Parashá que el Bendito lo ilumine Rabino

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus enseñanzas Rabino! Verdaderamente que para uno poder elevar su potencial y dar lo mejor de si mismo, hay que ser desinteresado. Gracias! Shabbat Shalom!

    ResponderEliminar
  4. Shabbat Shalom!! Rabino Viñas y Esposa gracias por compartir, siempre muy amable Hashem les bendiga,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…
Nosotros y Los Traidores de Entre Nosotros Por: el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas Ayer en la ciudad de New York,durante el desfile de apoyo para el Estado de Israel, los vi como los veo todos los años. Los traidores uniformados con sus abrigos y sombreros negros, sus barbas y sus “peyus” largos. Ytambién sus banderas palestinas y sus letreros contra Israel. Sus letreros anti-Israel decían en inglés, “Los judíos lamentan los 68 años de existencia de Israel,” “El Talmud prohíbe terminar el exilio,” “Israel no tiene derecho de gobernar sobre ninguna parte de la tierra santa.” El Judaísmo dicta que los judíos tienen que ser sumisos a todas las naciones incluyendo los Estados Unidos y P

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…