Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Parashat Vaieshev

Síntesis Parashat Vaieshev: Yaacov Avinu se estableció en la tierra Canaán. Su hijo favorito, Yosef, le reporta información crítica sobre sus hermanos. Yaacov fabrica un túnica multicolor para su hijo. Yosef irrtita a sus hermanos al contarles sueños proféticos y deciden venderles a una caravana de ismaelitas. Mientras tanto los  ismaelitas venden a Yosef como esclavo a Potifar, jefe de los carniceros del faraón.


El Juicio de Tamar – El aborto de acuerdo a la halajá

"Y aconteció que cuando la sacaban, ella envió a decir a su suegro: Del hombre a quien pertenecen estas cosas estoy encinta. Y añadió: Te ruego que examines y veas de quién es este sello, este cordón y este báculo." (Gen. 38:25)

El comentarista clásico Rashi explica que Tamar le rogó a Judá que tenga misericordia sobre las tres almas que ella contenía. Específicamente el alma de ella y las almas de los gemelos que ella cargaba. De acuerdo al Talmud en Sanedrín 59ª abortar un feto es un crímen capital para todos así también de acuerdo con las leyes Noahidas que aplican a toda la humanidad de acuerdo a la Torá. Al citar a los niños ella se defendía usando una defensa de dos caminos; si la pena de muerte por adulterio se impone de acuerdo a las leyes gentiles existentes en esos momentos ellos deberían de esperar a que los niños nazcan y si es de acuerdo a la ley judía no deberían de matarla pues el deber del matrimonio levirato le aplicaba a la familia de Judá y ellos se rehusaron a hacerlo.

Considerando este argumento de parte de Tamar podemos entender por qué Judá responde "ella está bien, porque yo no le di mi hijo Shela." El admite que la estaba tratando de acuerdo a la ley gentil y los fetos deberían de ser salvados aún bajo esa consideración. Luego también reconoció sus materiales y vio que fue él mismo que había engendrado esos hijos.

De acuerdo a las estadísticas del gobierno de Israel alrededor de 20,000 abortos legales fueron realizados cada año en Israel desde el año 1973. Muchos de estos abortos, al igual que los 800.000 en promedio en los Estados Unidos cada año y son motivados por razones económicas.

De acuerdo a la ley judía, el aborto es completamente prohibido, excepto en una situación extrema donde la vida de la madre esté comprometida por el nacimiento del bebé. En este caso, de acuerdo a Maimonides y la Mishná en Oholot 7:6, el niño es considerado un "Rodef", persona con potencial deasesinar a otro y este debería de ser exterminado antes que cause la muerte de la madre. Pero de acuerdo a la Mishná si la criatura podría ser tratada de otra manera y la vida de la madre salvada, el aborto todavía seria prohibido. Obviamente, problemas psicológicos de la madre son también considerados. Si la madre es considerada tan deficiente psicológicamente que cometiera el suicidio el aborto podría ser justificado en este caso por algunas opiniones halájicas. En casos de incesto, violación o adulterio, la situación se complica y hay opiniones muy variadas y expertos en ley judía tendrían que ser consultados. Claramente en el caso de Tamar ellas es sospechosa de adulterio y su defensa es para salvar las vidas del las criaturas que estaban dentro de su vientre.

De acuerdo a Rav Moshe Feinstein, si se sospecha que el niño podría nacer con anormalidades, esto todavía no es razón para permitir el aborto. Por esa razón, el no permite el amniocentesis para formar decisiones sobre al aborto pero lo permite si esto se usara para hacer una intervención médica que salvara a la madre o al niño. Esto es porque Dios no considera de menos ninguna vida humana; aunque tenga grandes problemas de desarrollo no se le da de menos al valor de esa vida. El Tzitz Eliezer Rav Waldenberg sí lo permite en casos donde el niño podría nacer con deformidades si este aborto es completado antes del día 40. El se basa en la idea Talmúdica que se refiere a los fetos antes de 40 días como fluidos y no como una criatura.

Rav Yom Tov Lipman, conocido como el Tosafot Yom Tov, en su comentario sobre esta Mishná explica que el feto no es considerado un "nefesh" hasta que sea expulsado al aire y por esa razón uno es permitido a destruirlo para salvar la madre. Un razonamiento similar es usado por Rashi en la misma sección cuando considera que cuando sale la cabeza del niño al aire no se le puede hacer ningún daño aunque sea para salvar la vida de la madre. Cuando ya salió la cabeza del niño ese considerado una vida completada y no se podría tomar esa vida por otra vida. Esto se podría aplicar al caso de aborto en caso de nacimiento parcial.

La ideas halájicas sobre el aborto son sumamente complicadas. Nuestra posición no es igual a la extremada derecha cristiana que considera todo aborto un acto asesino pero tampoco tomamos la posición de la izquierda política que demanda el "derecho" del aborto al que lo demande. La posición del judaísmo es moderada y considera el valor de la vida de la madre y el respeto a la vida del feto. En un artículo corto como este es difícil presentar todas las opiniones halájicas sobre esta cuestión pero es obvio que esta cuestión es tratada por la situación en la Parashá en el caso de Tamar.

Deberíamos de recordar que los reyes de Israel, David y el futuro rey de Israel el Mesías descendiente de la casa de David nacen de esta unión de Tamar y Judá. Si esta criatura hubiera sido muerta en el vientre de su madre no hubiera nacido el progenitor de la línea de David y no se podría establecer la línea del Mesías, la mejor esperanza para el mundo. Esto causa la profunda pregunta. Cuántos Mesías, doctores que podrían haber descubierto tratamientos para enfermedades, grandes pintores músicos etc. podrían haber nacido en los últimos años pero fueron abortados simplemente por consideraciones económicas y basado en creencias políticas en lugar de consideraciones espirituales y religiosas.

El Judaísmo pone gran valor a la vida humana y a la calidad de esa vida. El matrimonio levirato era una manera de continuar la vida aunque ya el progenitor había muerto. Es una acto de misericordia sobre esos muertos que la Torá asume hubieran querido dejar atrás hijos pero no pudieron. A través de ese acto de misericordia comenzó la línea Davídica, que será del futuro Mesías rey de Israel. Esto apunta a la idea que será a través de la misericordia a los vivos, a los muertos y a los que todavía no han nacido que el reino del Mesías comenzara.

Por el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas

Tamar’s Trial – The Unborn in Jewish Law

“As she was taken out, she sent word to her father in law saying, “by the man to whom these belong I am with child.” And she said “identify, if you please, to whom this signet, wrap and staff belong.” (38:25)

            Rashi tell us that Tamar pleaded with Judah to have mercy on three souls, meaning herself and the twins she was carrying. According to the Babylonian Talmud Sanhedrin 59a aborting a fetus is a capital crime for all people (even Noachide law). By citing the children that were in her womb, she used a double barreled argument to defend herself. “If you plan to execute me under non-Jewish law you are required to wait until my twins are born. But if you plan to kill me according to Jewish law, presumably for the crime of adultery, you cannot kill me at all because you were required by Jewish law to provide your youngest son Shela for levirate marriage and you did not do so.”
            Considering this as the argument from Tamar’s side, we can now understand why Judah answers, “She is right; it is from me, inasmuch as I did not give her to Shela my son.” This was an admission that he had been treating her according to non-Jewish law and therefore the fetuses she was carrying had to be spared. This admission on the part of Judah is an admission that he had been remiss in allowing for the levirate marriage and had therefore brought this situation upon both of them.
            According to government statistical reports in Israel around 20,000 legal abortions were performed each year since 1973. Most of these abortions like the 800,000 average performed in the United States yearly are for economic reasons. Additionally there is a very low birth rate in Israel among Jews – calculated at 1.2 per couple. When you compare this to the Arab birth rate in Israel of 4.5 per couple – there is great reason for alarm!
According to Jewish law abortion is prohibited completely except in extreme cases. These include a situation where the life of the mother is threatened by the baby. In this case according to Maimonides and the Mishna Oholot 7:6 the child is classified a rodef (murderer) with intent to kill and may be terminated just as any other living person who is in position to kill another may be killed. If the child could be saved but maimed abortion would not be permitted even in this case! Of course psychological issues are pertinent in the issues of the life of the mother. In the case where she may be so psychologically deficient that she may commit suicide it may be justified according to some opinions in Jewish law to perform an abortion. In cases of incest, rape or adultery the situation becomes quite complicated and there are varying opinions. Clearly however, in this case of Tamar she is suspected of adultery and the life of the child is used as an argument not to apply the death penalty.
According to Rabbi Moshe Feinstein, if the child is expected to be born with an abnormality or in some way “defective” this is still not grounds for an abortion since all human life is honored by God regardless of abilities. Rav Eliezer Waldenberg (the Tzitz Eliezer) however does permit an abortion up to the seventh month of gestation in these types of cases. He relies on the idea that until the fortieth day the fetus is considered mere fluid and not an actual baby.
Rabbi Yom Tov Lippman Heller, known as Tosafot Yom Tov, in his commentary on this passage in the Mishnah, explains that the fetus is not considered a nefesh until it has egressed into the air of the world and, therefore, one is permitted to destroy it to save the mother’s life. Similar reasoning is found in Rashi’s commentary on the talmudic discussion of this mishnaic passage, where Rashi states that as long as the child has not come out into the world, it is not called a living being, i.e., nefesh. Once the head of the child has come out, the child may not be harmed because it is considered as fully born, and one life may not be taken to save another. This may of course be applied to the cases of partial birth abortion.
The issues relating to abortion in Jewish law are highly complicated ones. Our position is not the same as either the Christian right who considers all abortion wrong and murder or the secular left that promotes abortion on demand. Judaism’s position is nuanced in that it balances considerations for the life of the mother and respect for the life of the unborn. Certainly in Jewish law there is no such thing as a “right to an abortion” and classifying abortion in the category of other ‘birth control methods’ would be considered evil and sinful for both Jews and non-Jews alike. Since Judaism (through the seven universal laws of Noah) demands that all people create and maintain a just system of laws and governance and we who believe in the Torah, draw our moral beliefs from the Torah, we should advocate for morality in government and in laws that are in line with the Godly morality expressed in the Torah. In short, it is a Jewish issue when laws or practices are proposed that are immoral according to our Torah and Jews loyal to the Torah are expected to form and voice opinions on public policy according to the Torah’s morality not secular popular morality.
In a short essay like this one it is difficult to present all of the considerations in Jewish law regarding this issue but it certainly is part of the idea presented in this week’s parsha in relationship to Tamar’s trial. The Kings of Israel - including the future Messiah, will come from this Levirate marriage of Yehudah and Tamar. Had this unborn baby been killed with Tamar the lineage of the Messiah and King of Israel would not have been established. Later on we see that King David’s Grandmother, Ruth the former Moabite also has a child through levirate marriage with Boaz who was a descendant of Yehudah. Perhaps the Torah is once again asking us a difficult question – how many potential Messiahs, great doctors, artists and contributors to the world could have been added to our fold if abortions were not entered into solely by taking into consideration economic or political ramifications but also the spiritual and halachic considerations as well.
Judaism places great value on human life and also quality of life. Since levirate marriage is an attempt at maintaining the soul (or spirit) of the dead who did not have children while alive in this world its function is of the highest order. It is a kindness performed for one who is no longer around to thank the ones who performed it. It is through kindness and mercy for the living, the dead and because of the kindness shown to that unborn child in this week’s parsha that the Messiah will eventually come.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…