Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Parashat Miketz

Síntesis Parashat Miketz: Paró (el faraón) tiene dos enigmáticos si y las interpretaciones que le dan no lo satisfacen. Yosef interpreta interpreta que pronto habrán siete años de mucha abundancia, seguidos de siete años de hambre. Aconseja a Paró diciendo que busque a un hombre sabio de confianza para que en los años de abundancia prepare a todo el país para los malos años. Paró ve en Yosef al espíritu de Dios y lo nombra virrey, para que se encargue de todas las preparaciones necesarias.



Los Anusim de Hoy & José el Tzadik -Justo-

La Parashá de esta semana nos habla acerca de los hermanos de José que descienden a Egipto en busca de alimento y se presentan delante de su hermano José a quien no reconocen de inmediato. Ellos lo tienen por un Egipcio y él no se revela a ellos desde el principio. Todo el incidente comenzó cuando sus hermanos lo vendieron como esclavo y lo habían dado por muerto. Ellos nunca se pudieron imaginar que lo encontrarían en Egipto muchos años mas tarde y mucho menos como el Virrey de faraón. En la Parashá de la próxima semana José se revela a si mismo ante ellos y les manifiesta que para él fue obvio que Dios quería las cosas de esa manera para así colocar los recursos de Egipto a su disposición.

Los Anusim son los descendientes de cientos de millares de Judíos de España y Portugal que fueron "convertidos" o "conversos" en contra de su voluntad al catolicismo durante la Inquisición Española y Portuguesa que duró oficialmente entre 1300 hasta los años 1700. Todos ellos sufrieron mucho en manos de nuestros enemigos por centurias, no solamente por el estigma de tener sangre judía, sino también, porque el enemigo sabía que ellos guardaban un pasado Judío. Se les llamó "marranos", literalmente "cerdos" y se vieron obligados con frecuencia a casarse con otros que sólo tenían el mismo pasado debido a este estigma. Aún más trágicamente, muchos de sus hermanos no los reconocieron, creyendo de la misma manera de los hermanos de José que los habían perdido para siempre.

Los descendientes de estos Judíos que se vieron obligados a convertirse buscaron refugio en toda América Latina y han mantenido muchas de las costumbres transmitidas en secreto de generación en generación en sus familias. Hoy en día millones de personas en América Latina pueden ser descendientes de estas personas y un gran número de ellos tratan de ser reconocidos como Judíos y que  un camino sea creado para su retorno al  judaísmo verdadero. Los Anusim hoy en día se encuentran en una posición similar a José. Ellos funcionaron durante quinientos años en la sociedad gentil (de Egipto) ocultando su verdadera identidad, pero sabiendo muy bien dentro de ellos quienes eran realmente. Se soñaba con impaciencia el día en que se reunieran con sus hermanos y quizás incluso utilizar sus contactos para ayudarlos a ellos. Después de haber vivido entre los no-Judíos ellos soñaron de tener algún sentido con todo esto y utilizarlo para ayudar a sus hermanos a regresar al judaísmo con la cabeza en alto. Hay una hermosa canción ladina de Pascua  "¿Quién sabe uno?" canción que comienza cada sección con las palabras "Elohenu shebashamayim Dio mos lleve a Yerushalayim con la cara para grande." Que el Dios que está en los cielos, nos lleve a Jerusalén con nuestras cabezas en alto".

Muchos de los Anusim tienen un gran número de José (s) y entre en sus familias. Esto se debe a que estos dos personajes bíblicos fueron Judíos que han tenido que ocultar su identidad pero al final su sufrimiento de alguna manera fue reivindicado por utilizar sus conexiones para mejorar y salvar a su pueblo.

He pasado gran parte de mi carrera como rabino tratando de alcanzar a estas personas. Me he reunido con un gran número de ellos. He visitado sus hogares. He visto sus lugares de reunión de toda América Latina. Me he reunido con sus ancianos padres y abuelos y cada uno de estos encuentros me ha traído hasta las lágrimas de dolor y alegría de ver que muchos de ellos tienen aún el fuego del judaísmo quemándoles sus corazones. Mi propia historia personal es similar a la suya. Mi familia practicó muchos de estos mismos rituales que más tarde fueron identificados como rituales judíos. Estos rituales incluyen la práctica de la iluminación de las velas en la clandestinidad, no comer en determinados días del año cerca de Yom Kippur y el cálculo de estas fechas por el calendario lunar. Hace poco vi un calendario que es mantenido de esta manera  por una anciana en la República Dominicana que marcó la fecha de Yom Kippur muy de cerca a la nuestra. En una semana se me acercaron personas de toda América Latina que claman por ser reconocidos como Judíos, pidiendo ayuda para la adquisición de libros y materiales para oración e instrucción en la Torá, a fin de que puedan regresar con pleno derecho al auténtico judaísmo.

Muchos de estos mismos individuos se reúnen actualmente como grupos en sus hogares o en lugares públicos porque no hay sinagogas en su zona o más comúnmente, porque las sinagogas no les dan  la bienvenida. He buscado los líderes de estas organizaciones a rabinos y a presidentes de las  sinagogas y he preguntado por qué no se les permite asistir o participar? Su respuesta es que simplemente no puedo creer que es verdad lo que me están diciendo. Algunos de los permiten el ingreso a estas personas les dan un trato como si fueran gentiles que buscan la conversión y proceden a rechazarlos, por lo menos tres veces. Otros muy educadamente preguntan cómo puede ser posible que  sean judíos si son racialmente diferentes al resto de nosotros. Otros (muchos de ellos) hacen la misma  pregunta pero más bruscamente.

Yo les explico que es un hecho histórico que los Judíos no siempre eran de color blanco. Les digo que la Mishnah en Negaiim (Capítulo 2 Mishna 1), afirma que los Judíos no son blancos como los "Germanim" o negros, como los "kushim", pero son de color marrón "intermedios como el color de boj (caja de madera)." También les explico que los Judíos españoles escogieron mejor casarse con nativos de Africa o de las Américas en lugar de casarse con sus enemigos españoles blancos, ya que encontraron una mayor afinidad con este tipo de personas quien les dio la bienvenida  y les dio refugio porque había un opresor común. Otros simplemente los rechazan porque tienen miedo que como hay tantos en espera las sinagogas se vean abrumados por ellos. Se ha hecho muy poco para dar la bienvenida a los cripto-judíos modernos a la vida judía y mucho ha sido hecho para rechazar total o lentamente su inmersión. Mientras tanto, el Anusim sigue buscando el judaísmo por su propia cuenta. Los registros genealógicos, e incluso los estudios de ADN. Recientemente un importante hallazgo científico confirmó que el 20% de España y Portugal, los ciudadanos de hoy en día tienen ascendencia judía. El Anusim sigue apareciendo en todo el mundo imparable en los números, independientemente de nuestra falta de divulgación a ellos o nuestro rechazo. Es como si un shofar místico hubiera sido soplado y sólo ellos habían oído su llamado.

Por desgracia, la razón de la existencia de los Anusim se encuentra enterrada en la historia de la Inquisición y es a menudo ignorada por los historiadores, aún por historiadores judíos . Esto juega un papel fundamental en las exploraciones y asentamientos de las Américas y es la clave para la comprensión de la historia de todo el hemisferio occidental, pero es ignorado y oculto con los Judíos escondidos. Yo a menudo me pregunto si esto también ocurrirá con la memoria del Holocausto 500 años a partir de ahora. El Anusim nos habla acerca de nuestra historia, pero desgraciadamente lo hemos olvidado nosotros mismos.

Cuando ellos hablan conmigo suelo decirles tres cosas: primero que todo "no están solos; hay miles, si no millones de personas como usted en todo el mundo buscando el judaísmo, buscando los caminos de sus antepasados"; en segundo lugar, "Creo en ustedes. Su testimonio de supervivencia contra todo pronóstico no nos avergüenza y al contrario nos aporta gran orgullo de que el espíritu judío siempre sobrevive ", y en tercer lugar, te queremos de vuelta. "Por favor, estudie; por favor, practique; por favor, formalice su regreso a nosotros y cásense y tengan sus hijos dentro de nuestra comunidad para que podamos crecer y prosperar juntos.

Ayudar a los Anusim a retornar al judaísmo es un gran mitzvá. Es la clásica "pidyon shvuyim" -redención de los cautivos- que nuestros rabinos escribieron que era tan importante que cualquier regla podía ser violada en cumplimiento de dicha mitzvá. Pero también ello podría lograr grandes cosas para nosotros. (1) Si el 20% de los ciudadanos de España y de Portugal regresara al judaísmo esto sería un aumento de la población judía de 11 millones; (2) Revitalizaría la vida judía en todo el mundo por el testimonio que el espíritu judío es imparable.  Jóvenes Judíos podrían experimentar una emocional y vibrante cultura judía  que los podría reenganchar a la vida judía. (3) Si el número estimado conservador de 3-4 millones de personas en las Américas de ascendencia judía regresara al judaísmo nuestros números podrían reforzar enormemente a las naciones en que la presencia judía es tan importante. Los musulmanes hoy en día hacen un gran trabajo de divulgación para convertir en masa a  toda una tribu en Venezuela llamada los  indios Wayuu. Lo hacen porque saben que estas regiones son ricas en recursos naturales y humanos y, por supuesto, también están en el juego político en el teatro de la opinión mundial. (4) Nuestra divulgación con los Anusim es un testimonio a los demás que no somos racistas. Que somos  multirracial, multicultural y multilingüe y personas que vibran. Que lo que nos une no es la raza sino el credo - que es una creencia en la Torá y sus enseñanzas. (5) Incluso si no tenemos éxito en hacer volver los descendientes de los Anusim a la vida judía plena, queremos hacer un gran número de amigos en todo el mundo, que históricamente podrían identificarse como judíos y, por tanto, sería de apoyo a Israel y al mundo  judío en general .

Tal vez es hora de que se les permita manifestarse, y para nosotros sus hermanos a darles una bienvenida a casa. La difícil situación de José y sus hermanos todavía nos habla hoy, pidiéndonos que hagamos lo correcto, independientemente de todas las buenas razones dadas antes. Que les ayudemos a volver a nosotros y se revelan a nosotros y que los aceptemos porque es lo correcto para responder a la llamada de los dolores del alma y los corazones de nuestros hermanos. Qué impresionante reunión sería en una escala global si pudiéramos recrear la unión de José y sus hermanos.


Por el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas

Modern Day Anusim and Joseph the Tzaddik

In this week’s parsha Joseph’s brothers come into Egypt looking for food and appear before their own brother Joseph whom they do not recognize. They mistook him for an Egyptian and he did not reveal himself to them at first. The whole incident began when his brothers sold him into slavery and assumed him lost. They could never imagine that he would be found in Egypt so many years later and even more unlikely as a Viceroy to Pharaoh. In next week’s parsha he reveals himself and tells them that it was obvious to him that God had wanted it that way so that he could place the resources of Egypt at their disposal.

The Anusim are the descendants of hundreds of thousands of Jews from Spain and Portugal who were converted against their will to Catholicism during the Spanish and Portuguese Inquisitions 1300’s – 1700’s. They suffered greatly at the hands of our enemies for centuries not only because of the stigma of having Jewish blood but also because the enemy knew that they secretly held onto some of their Jewish past. They were called “marranos” literally pigs and were forced quite often to marry only others that had the same past due to this stigma. Even more tragically, many of their brothers did not recognize them, believing like Joseph’s brothers that they had lost them forever.

The descendants of these Jews who were forced to convert sought refuge all over Latin America and have maintained many of the customs passed down secretly from generation to generation in their families. Today millions of people in Latin America may be descended from these individuals and a great number of them seek to be recognized as Jews and that  a path be created for their return to full fledged Judaism. The Anusim today are in a similar position to Joseph. They functioned for five hundred years in the gentile (Egyptian?) society hiding their true identity but knowing full well inside who they really were. They anxiously dreamed of the day when they would be reunited with their brothers and perhaps even using their contacts to help them. Having lived among non-Jews they dreamed of somehow making sense of all of this by using it to help their brothers and return to Judaism with their heads held high. There is a beautiful ladino Passover song to the “Who knows one” song which begins each section with the words “Elohenu shebashamayim Dio mos lleve a yerushalayim con la cara para grande.” May God who is in heaven, take us to Jerusalem with our heads held high.”

Many of the Anusim have a great number of Jose(s) and Esthers in their families. This is because both of these biblical characters were Jews who had to hide their identities but in the end their suffering was somehow vindicated by using their connections to uplift and save their people.

I have spent much of my career as a Rabbi reaching out to these individuals. I have met a great number of them. I have visited their homes. I have seen their gathering places throughout Latin America. I have met their elderly parents and grandparents and each of these encounters has brought me to tears of pain and joy seeing that so many of them have the fire of Judaism still burning bright in their hearts. My own personal history is similar to theirs. My family practiced many of these same rituals which we later identified as Jewish rituals. These rituals include the practice of lighting candles in hiding, not eating on certain days of the year near Yom Kippur and calculating these dates by the lunar calendar. I recently saw a calendar being maintained this way on her own by an elderly woman in Dominican Republic which marked the date of Yom Kippur very closely to ours. On a weekly basis I am approached by individuals from all over Latin America who are clamoring for recognition as Jews, asking for help acquiring books and prayer materials and Torah instruction, so they can return to full fledged authentic Judaism.

Many of these very same individuals now meet as groups in homes or public places  because there are no synagogues in their area or more commonly because the synagogues will not welcome them. I have sought out the leaders of these organizations, Rabbis and synagogue Presidents, and have asked why they won’t allow them to attend or participate? Their response is that they simply cannot believe that it’s true what they are saying. Some who do welcome these individuals treat them as if they were gentiles seeking conversion and proceed to reject them at least three times. Others have politely asked how it could be that if they are Jewish that they are racial different than the rest of us. Others (too many of them) ask this question rudely.

I explain that it is a historical fact that Jews were not always white. I tell them of the Mishnah in Negaiim (Chapter 2 Mishna 1) which asserts that Jews are not white like the “Germanim” or black like the “kushim” but are brown “intermediate like the color of boxwood.” I also explain that Spanish Jews were most likely to marry African’s or natives in the Americas rather than marrying their white enemies they found greater kinship with these people who welcomed them and gave them sanctuary because they had a common oppressor. Others simply reject them because they are afraid that there are so many that the synagogues will become overwhelmed by them. There has been very little done to welcome the modern crypto-Jews to Jewish life and much has been done to reject them outright or slow their immersion. Meanwhile the Anusim continue to seek Judaism on their own. Genealogical records and even DNA studies. Recently a major scientific finding confirmed that 20% of Spain and Portugal’s citizens today have Jewish ancestry. The Anusim continue to emerge all over the world in unstoppable numbers regardless of our lack of outreach to them or our rejection. It is as if a mystical shofar was blown and only they had heard its call.

Unfortunately, the reason for the existence of the Anusim lies buried in the history of the Inquisition which is often ignored by historians including Jewish historians. It plays a key role in the explorations and settlements of the Americas and is key to understanding the history of the entire Western Hemisphere but it is ignored and hidden with the hidden Jews. I often wonder if this will also occur with holocaust memory 500 years from now. The Anusim speak to us about our history but alas we have forgotten it ourselves.

When they speak to me I usually tell them three things; first of all “you are not alone there are thousands if not millions of people like you all over the world seeking Judaism seeking the ways of their ancestors”, secondly “I believe you. Your testimony of survival against all odds does not bring us shame rather it brings great pride that the Jewish spirit always survives”, and thirdly, “we want you back.” Please study, please practice please formalize your return to us and marry and have children within our community so that we can grow and prosper together.

Helping the Anusim return to Judaism is a great mitzvah. It is the classical “pidyon shvuyim” redemption of the captives which our Rabbis wrote was so important that any law could be violated in pursuance of. But it could also accomplish great things for us. (1) If 20% of the citizens of Spain and Portugal returned to Judaism this would be an increase in the Jewish population by 11 million (2) It could reinvigorate Jewish life worldwide by testifying that the Jewish sprit is unstoppable. Young Jews could experience an emotional and vibrant Jewish culture that could reengage them in Jewish life. (3) If the conservatively estimated number of 3-4 million people in the Americas of Jewish ancestry returned to Judaism our numbers would vastly be reinforced in nations where a Jewish presence is so important. Muslims are today making a great outreach to potential converts all over Latin America mass converting an entire tribe in Venezuela called the Wayuu Indians. They do this because they know that these regions are rich in natural and human resources and of course are also in play politically on the theater of world opinion. (4) Our outreach to the Anusim is a testimony to others that we are not racist. That we are a multiracial, multicultural and multilingual and vibrant people. That what unites us is not race but creed - that is a belief in the Torah and its teachings. (5) Even if we were unsuccessful at returning the descendants of the Anusim to full Jewish life, we would make a large number of friends all over the world who would identify as historically Jewish and therefore would be supportive of Israel and world Jewry in general.
Perhaps it is time to allow them to reveal themselves, and for us their brothers to actively welcome them home. The plight of Joseph and his brothers still speaks to us today, begging us to do the right thing irrespective of all of the good reasons given before. That we help them return to us and reveal themselves to us and that we embrace them because it’s the right thing to do to answer the call of the pangs of the soul and the hearts of our brothers. What an awesome reunion it would be on a global scale if we could recreate the union of Joseph and his brothers.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…