Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel en Honor a la fiesta de Simjá Torá Kol Hanearim

De acuerdo al Midrash (Raba Beshalaj) Moisés usó el Monte Sinaí como un puente para ascender al cielo espiritual. Enseguida que llegó para recibir la Torá, los ángeles trataron de prevenirle tomar la Torá y llevársela para la tierra. Ellos argumentaban que la Torá era demasiada sagrada y no pertenecía al plano humano/animal. Al llevarla a esta nivel tan bajo ellos le demandaron a Dios, Moisés estaría degradando la Torá. De acuerdo al Midrash, Hashem le demandó a Moisés que les respondiera a los ángeles para poder recibir la Torá.

Moisés respondió que los seres humanos aunque somos de un nivel bajo espiritual comparados con los ángeles deberíamos de tener la Torá porque nosotros somos los que la necesitamos más que nadie. “Los ángeles no pueden robar, ni cometer adulterio” el explicó, ellos no tienen necesidad de trabajar pues no pueden observar el Shabat y no tienen hambre de comer comidas prohibidas; nosotros los humanos somos los que tenemos la debilidad de estos deseos negativos pero también tenemos la fuerza de libre albedrío y podemos escoger no hacerlo. Por esa razón los humanos deberían de ser bendecidos con la Torá. De acuerdo a este Midrash, con ese argumento Moisés ganó la discusión y recibió la Torá. Este Midrash se concentra en comunicar la bendición que es vivir una vida judía basada en nuestra habilidad de escoger nuestro estilo de vida en una forma libre.

Pero hay otro Midrash que extiende la idea de esta discusión celestial. De acuerdo a este otro Midrash, Hashem aceptó ese argumento de Moisés pero demandó guardianes para el regalo de la Torá. En ese punto Moisés respondió que Hashem sabía que en el futuro existirían grandes maestros de Torá que se dedicarían a su estudio y su enseñanza. Pero Hashem no los aceptó como los guardianes. Luego mencionó los grandes profetas que saldrían del pueblo, pero Hashem no aceptó a estos, tampoco. Finalmente, Moisés mencionó que los niños judíos de cada generación serían educados en la Torá – y a estos Hashem aceptó como los que garantizaban la Torá. Por el merito de los niños Hashem le dió la Torá al pueblo judío.

Durante Simjat Torá la costumbre tan importante de llamar a los niños a la Torá debajo de una jupa viene de este Midrash que les reconoce la importancia de esta próxima generación a la transmisión de la Torá – no solamente para el futuro – sino en el presente. Hoy no podríamos disfrutar la Torá si no sería por estos niños que nos acompañan para la aliyá de ‘kol hanearim.”

Moadim Lesimjá de parte del Rabino Rigoberto Emmanuel y la Rabanit Sandra Viñas 

A Taste of Torah in Honor of The Holiday of Simchat Torah
According to the Midrash (Rabbah Beshalach) Moses actually used the Mountain of Sinai as a bridge to ascend into the heavens themselves. As soon as he arrived there to receive the Torah, the angels attempted to prevent him from taking the Torah from the heavens where they felt such a holy object belonged and bringing it down to earth which they felt was the lowest spiritual place.

When the angel pled their case in front of God, the response was that Moses should answer them. When Moses responded, he explained that the Torah was created for human beings because it is we who can commit sins and crimes and it is we who can accomplish the mitzvoth of the Torah through our freewill. The angels agreed that it was only humans who could keep such a Torah and agreed at that point. This midrash focuses our attention that it is only we who accept the Torah through free will who are blessed to be its observers.

But according to another Midrash it was at this point that God refused to allow Moses to bring down the Torah without  a guarantor to its observance. Moses responded that God knew that there would be great men of learning and spirituality who would observe the Torah in the future and presented those as guarantors for the Torah. And God refused to allow the Torah to leave the heavens. Moses then presented the idea that there would be prophets who would be constantly drawing the Jewish people back to the Torah in every generation as guarantors but God once again refused. Finally Moses presented the promise that the children in each generation would be taught the Torah and drawn close to it observance. Finally on the merit of the Jewish children, God allowed the most precious Torah to be given to the Jewish nation. This precious gift was given to us on the condition that we encourage our children and grandchildren in each generation to engage with the Torah and make it there’s.

On Simchat Torah an all important custom has been developed which we will be blessed to observe once again during our services on Friday morning. The children will be given an aliyah to the Torah while standing under a chuppah. This custom called “Kol Hanearim” is not a simple custom that is a “nice idea,” according to this Midrash events such as this one are the very reason that we were worthy to receive the Torah in the first place.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…