Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Palabras Sobrias durante el Festejo de Sheminí Atzeret


Palabras del Predicador, hijo de David, rey en Jerusalén. Vanidad de vanidades, dice el Predicador, vanidad de vanidades, todo es vanidad. ¿Qué provecho recibe el hombre de todo el trabajo con que se afana bajo el sol? Una generación va y otra generación viene, mas la tierra permanece para siempre. (Eclesiastés 1: 1-4)

Muchas comunidades acostumbran leer el libro de Eclesiastés escrito por el gran sabio y Rey Salomón, durante la fiesta de Sucot en Jol Jamoed Shabat. Pero este año como no tuvimos un Shabat durante Jol Jamoed acostumbramos leerlo durante Sheminí Atzeret.

El libro de Kohelet -Eclesiastés- contiene mensajes muy sobrios. Comienza con la idea que todos nuestras labores e inversiones al futuro son una pérdida de tiempo porque pronto o más tarde todos morimos. Ideas como estas transcurren en todo el libro de Eclesiastés.

¿Pero por qué leer un libro tan deprimido durante una fiesta cuando se supone que uno este alegre y energético? Abudraham (1340 Sevilla España), explica que Salomón escribió este libro y se lo proclamó al pueblo judío durante la fiesta de Sucot para moderar el exceso de frivolidad que podrían acompañar las celebraciones de esta fiesta tan alegre.

Najmanides -Ramban- (Girona España 1194 – 1270) explica que el libro contiene tres temas importantes; (1) Que el hombre no debería de esforzarse por los placeres del mundo porque sus encantos son temporales y sin valor eterno. (2) La esencia humana es espiritual y eterna y el tiene un rol esencial en el plan divino. (3) La inteligencia humana no puede comprender los caminos de Hashem o sus justicias. Por esa razón nosotros no podemos entender por qué los justos sufren y los malos aparentemente prosperan.
Al confrontar la idea que todo lo que hemos estado tratando de lograr en el campo terrestre tal vez es una pérdida de tiempo por que en algún momento como mortales todos llegamos al día de la muerte y lo perdemos todo, como seres humanos nuestra reacción podría ser de perder el ánimo y perder el deseo de disfrutar la vida.

Pero tal vez las ideas de este libro no son intencionadas para deprimir si no para guiar la alegría al campo de la alegría espiritual que es la alegría eterna. Las palabras de Kohelet se concentran en enfocar nuestra atención a la parte espiritual del ser humano para guiarnos a la alegría más profunda que un ser humano puede sentir – la alegría y satisfacción espiritual.

Durante Sheminí Atzeret y Simjat Torá nos regocijamos sobre la Torá. La Torá es el único camino de escape de la muerte. Al conocer la Torá nuestra vida se transforma de ser una cosa vana o vacía y temporaria a ser una cosa de valor con gran significado eterno. La Torá transforma una experiencia limitada en una experiencia que toca la infinidad.  Tal vez por esa razón en las comunidades Askenazi los sabios añadieron la oración de Yizkor para recordar los difuntos que están en el mundo eterno y lo ofrecen durante la fiesta alegre de Sheminí Atzeret.
Al confrontar el conocimiento de la muerte de nuestros seres queridos y también la de nuestra mortalidad nuestra respuesta debería de ser vivir nuestra vida con hasta más alegría y propósito espiritual. Al incluir la memoria de los difuntos admitimos que sus memorias nos traen alegría porque fuimos enaltecidos al haberlos conocidos. Admitimos que sus memorias nos dan causa para vivir y disfrutar la vida más y admitimos que nosotros también somos partes de la cadena eterna de la vida. Al admitir todo esto les prometimos incluirlos en nuestras memorias alegres y no solamente llorar su perdida.
 Moadim Lesimjá – Rabí Rigoberto Emmanuel y Rabanit Sandra Viñas y Familia

Shemini Atzeret: Sobering words on the Holiday of Joy

“The words of Kohelet son of David, King in Jerusalem. Futility of futilities! Said Kohelet, futility of futilities! All is futile! What profit does a man benefit for all his labor which he toils beneath the sun? A generation comes and a generation goes….” (Ecclesiastes 1: 1-4)

It is customary to read the book of Kohelet written by the wise King Solomon during the holiday of Succoth on the Shabbath of Hol Hamoed. This year since there was no Shabbat Hol Hamoed it is read during Shmini Atzereth.

The book of Kohelet is a sobering book. It begins with the recurrent idea that all of our hard work and investments towards the future are a waste of time because sooner or later we will all die. Sobering ideas like this run throughout this book.

But why read such a depressing book on a Holiday which is supposed to be upbeat and happy? Abudraham writes that King Solomon actually wrote this book and proclaimed it to the Jewish people on Succoth as an antidote to excess frivolity of the holiday.

Nachmanides explains that the book has three main themes; (1) Man should not strive after the pleasures of this world because for all their allures they are fleeting and without value, (2) Man’s spiritual essence is eternal and he has an important role in God’s master plan, (3) Human intelligence cannot comprehend God’s ways or understand his view of justice. That is why we cannot understand why the righteous suffer and the wicked seem to prosper.

When we are confronted by the idea that all that we have been working for may be a waste of time since at some point we will die and lose it all - human’s have a tendency to get depressed and lose our desire to enjoy life.

But perhaps the ideas in this book are not as sobering as intended.
Perhaps the ideas in this book can actually accentuate the joy intended for the holiday by redirecting it towards the true joy which lasts forever – spiritual joy.

The ideas of Kohelet accentuate the spiritual component of mankind. It is this spiritual joy that is truly lasting and truly the highest level of happiness.


During Shmini Atzeret and Simchat Torah we rejoice over the Torah. The Torah is our only escape route from the knowledge of the termination of death. With the awareness of the Torah our life becomes transformed from a passing thing to a meaningful thing. It transforms a terminal limited experience into an everlasting experience that touches infinity. Perhaps it is with this thought in mind that our Rabbis instituted the Yizkor prayer and included it on the happy holiday. When we are confronted by death either our own or the death of a loved one our response should be to live life with even more purpose and fill it with even more joy. By including our loved ones memory in our holiday celebrations of joy we acknowledge that their memory brings us joy – we are richer for having known them therefore we include them in our joyous events not just remember them with the pain of the loss.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…
Nosotros y Los Traidores de Entre Nosotros Por: el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas Ayer en la ciudad de New York,durante el desfile de apoyo para el Estado de Israel, los vi como los veo todos los años. Los traidores uniformados con sus abrigos y sombreros negros, sus barbas y sus “peyus” largos. Ytambién sus banderas palestinas y sus letreros contra Israel. Sus letreros anti-Israel decían en inglés, “Los judíos lamentan los 68 años de existencia de Israel,” “El Talmud prohíbe terminar el exilio,” “Israel no tiene derecho de gobernar sobre ninguna parte de la tierra santa.” El Judaísmo dicta que los judíos tienen que ser sumisos a todas las naciones incluyendo los Estados Unidos y P