Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Shabat Parashat Haazinu

Síntesis Parashat Ha’azinu: Casi todo Ha’azinu es una canción, escrita en la Torá en dos columnas paralelas. Moshé convoca a los cielos y a la tierra para que sean testigos eternos de lo que va  a pasar si el Pueblo Judío peca y no cumple con la Torá. El pide al pueblo que examine la historia del mundo y que vea como el Pueblo Judío es rescatado en cada generación.   



EL ROCIO Y LA LLUVIA
“Caiga como la lluvia mi enseñanza, y destile como el rocío mi discurso, como llovizna sobre el verde prado y como aguacero sobre la hierba”.  (Deut. 32:2)
En la parashá de esta semana, Moisés escogió comparar sus enseñanzas a la lluvia y al rocío por su similitud en muchos niveles. La primera razón por esta comparación es que la lluvia y el rocío, al igual que la Torá son los que mantienen y alimentan toda la creación. Estos también se pueden comparar a la Torá porque son accesibles a los pobres y a los ricos en igual cantidad todos tenemos acceso a ellos y no es de beneficio solamente a unos y no a los otros. La lluvia y el rocío bajan del cielo y penetran la tierra con sus bendiciones al igual que la Torá.
Pero la lluvia podría ser destructiva también, como vimos durante los huracanes, tornados y derrumbes de fango. Por esa razón, de acuerdo al comentarista Rashi, Moisés también escogió comparar sus enseñanzas al rocío que es agradable a todos para moderar la fuerza de la lluvia con la gentileza del rocío. El explicó que mientras la lluvia puede estorbar a muchos, por ejemplo, los viajeros, el rocío siempre es bienvenido porque cae durante la noche mientras estamos dormidos. El rocío es mas callado y tranquilo mientras la lluvia es bulliciosa y cae en cualquier momento interrumpiendo las actividades del momento.

¿Pues entonces por qué Moisés escogió usar ambas comparaciones, por qué no se refirió al roció únicamente? En mi opinión esto es para demostrar que al igual que la lluvia puede ser destructiva, la Torá también si es mal usada y manipulada puede ser destructiva al ser humano. Al igual que la lluvia, el estilo de vida de la Torá puede ser perturbador. Una persona observante de la Torá no puede comer en cualquier lugar que quiera o cualquier cosa que quiera. No puede trabajar cuando quiera y en cualquier momento encuentra que tiene que cambiar sus planes por razones de su observancia de la Torá. Esto puede ser un desafío cuando uno lo mira de pronto, pero cuando lo considera más profundo se da cuenta que es una bendición aunque sea inconveniente. La lluvia también es así.

Cuando recibimos la Torá en el monte Sinaí fue acompañada de truenos y relámpagos y el sonido del shofar. La lluvia también contiene esto ruidos y el sonido del viento. Algunos maestros de Torá se concentran en ideas y metodologías que podrían ser destructivas al igual que la lluvia que esta fuera de control. Por ejemplo un maestro que se concentre solamente en regañar a sus estudiantes en lugar de apoyarlos y demostrarles que son apreciados les puede hacer gran daño aunque se pase el día dándoles aclaraciones auténticas de la ley de la Torá les hace más daño que bien.
Algunos que enseñan Torá que es restrictiva o punitivita están reflexionando solamente un aspecto de la Torá, pero este aspecto de la Torá es mas similar a un huracán que a la lluvia suave del verano que todos añoramos. Honestamente hay un aspecto de la Torá que es restrictivo y que nos amonesta para guiarnos pero ese no es el único aspecto de la Torá que es autentico. La Torá también contiene palabras gentiles y suaves que le dan balance a este aspecto y lo pone bajo control.

La parte de la Torá que es suave y apacible que ennoblezca a la humanidad es el aspecto al cual Moisés se refiere cuando usa el término del rocío. El estudio de Torá se puede dar efectivamente como el rocío que cae de forma suave y que no molesta a nadie. Al usar esta metodología vemos que después de muchos años la sabiduría de la Torá se acumula en la mente humana y la nutre al igual que el rocío le da el brillo suave a las plantas y flores del jardín. Esta sabiduría cae en forma lenta y sin ruido ni drama pero poco a poco allí se acumula y cumple su misión de transformar y apoyar.

Es demasiado común, hoy en día, ver Rabinos o maestros de Torá que escogen concentrarse en los aspectos duros y restrictivos. El ‘jumrá’ (aspecto estricto) del día está de moda. Desafortunadamente esto está tan común que hay muchos que piensan que para ser Ortodoxos hay que ser restrictivos, punitivitos y notar los fallos de los demás para corregirlos. Lo presentan como si eso fuera lo auténtico y el camino filosófico, suave permisivo es presentado como liberal, nuevo e inauténtico. Pero eso no es verdad en lo mas mínimo. Para presentar una cara completa de la Torá se requiere presentar todas las fases de la Torá y no solamente una. Las enseñanzas auténticas de la Torá tienen que incluir aspectos restrictivos de la ley y también suaves, místicos y filosóficos. Para aclara esto nos podríamos hacer la pregunta – ¿Por qué el Talmud presentó tantas diferentes opiniones que no fueron decididas como la ley terminada en lugar de simplemente exponer la ley terminada y decidida? Nuestros sabios explican que esto fue para darnos la habilidad de entender más profundamente los diferentes aspectos de la presencia divina. Ellos se refieren a las discusiones del Talmud ‘elu velu divrei elokim hayim’ -estos y estas son las palabras del Dios vivo.” Cada opinión o posición en estudio de Torá aunque no sea parte de la ley terminada tenía que ser considerada para poder entender y sentir la presencia divina.

Moisés quería que su Torá sea aceptada y por eso presentó los dos aspectos de la naturaleza. Pero más importante todavía, el escogió usar aspectos de la naturaleza para describir sus enseñanzas, para darnos el entendimiento sobre la función en general de la religión. Si las ideas de fe se quedan en el mundo de la fe y no son desarrolladas en este mundo durante la vida común humana no valen nada. Son falsas y le pertenecen solamente al mundo de la imaginación. Para que sean verdaderas tiene que caer sobre la tierra como la lluvia o el rocío y afectarla.

Hoy en día estamos viviendo en un tiempo adonde las religiones y sus teólogos se están concentrando en los aspectos de su mensaje que crean división muerte y guerra entre los seres humanos en lugar de concentrarse en las leyes de amor al prójimo, y el perdón y amor divino a toda la creación. Yo me uno en oración esta semana a Moisés añorando el día que sus palabras sean usadas para enaltecer a todos en lugar de dividir y recriminar. Que caigan las enseñanzas de la Torá como lluvia y como el rocío para nutrir a toda la creación. AMEN

Shabbat Shalom de parte del Rabino Rigoberto Emmanuel y la Rabanit Sandra Viñas y familia
Gmar Hatima Tovah – Tizku leshanim Rabot


                               The rain and the dew

My doctrine shall drop as the rain, my speech shall distil as the dew (Deut. 32:2)

In this week’s parsha Moses chose to compare his teachings (the Torah) to the Rain and to the dew because of their similarities on many levels. The first reason for this comparison of course is that rain and dew are what nourish and sustain all living beings of the earth and so does the Torah. Rain and dew are also like the Torah because they are equally accessible to all, rich or poor alike. Similarly when it rains on one person others get wet as well - we all have access to it and it is not a benefit to only one person. Rain, just like Torah is a great blessing that everyone looks forward to in order to sustain the planet. And just like Torah, rain and dew comes down from heaven and penetrates the earth with its blessings.

But rain can also be destructive as we saw during the hurricanes, tornadoes and mudslides. Rashi comments that for that very reason Moses compared his utterances to dew, to temper the force of the rain with gentleness. He explains that he chose this metaphor because dew makes everyone happy, while rain distresses many people, such as travelers. But the dew causes no one inconvenience since the dew falls at night while most of us are asleep. It is seen as gentle and quiet and non-disruptive as opposed to rain which is much louder and can be very disruptive to our schedules.

But why would Moses need to compare the Torah to both of these? Why not use only dew then?

In my opinion it is because Torah just like rain can also be misused for destructive purposes when manipulated against mankind. A Torah lifestyle can be somewhat disruptive as well. An observant person cannot eat anywhere they want. Cannot work anytime they want do to because of holidays and Shabbos observance and must take a pause during the day to pray and learn Torah. The demands of Torah observance can be compared to rain for a traveler which causes them major disruptions but if the person looks deeper they realize that it was necessary for spiritual growth just as the rain was necessary for physical growth. When the Torah was given at Har Sinai it was accompanied by thunder and lightning and the sound of the Shofar. Rain may also be accompanied by noise and a rushing of the wind. Torah can also be difficult to swallow. Sometimes a Torah teacher concentrates on ideas and methodologies which can be destructive rather than supportive. Of course the Torah that he teaches may be authentic Torah, but it can be destructive just like rain that is out of control can be. For example, a Rebbi who concentrates solely on chastising his students rather than supporting his students and building them up, can be destructive to them even though he is instructing his students to observe Torah law.

Some who deliver Torah that is so restrictive and punitive may be reflecting one aspect of Torah teaching but this type of Torah maybe more similar to a hurricane than to the gentle summer rains that we all look forward to. There is honestly a face of Torah which is restrictive and punitive but this is not reflective of the totality of the Torah, there is also a kinder gentler face of the Torah which balances this aspect.

The ‘kinder and gentler’ face of the Torah is what Moses refers to as the aspect which falls as the dew. Torah learning can also be delivered in a kind a gentle way. Using this methodology, we find that over the years it accumulates on the mind forming a glowing sheen similar to the dew on a leaf. It lays there without fanfare gently nourishing and sustaining. Its ways are ways of pleasantness everyone loves it. All too often today Torah teachers are choosing to concentrate on the aspects of teaching which can be very harsh and restrictive rather than supportive and gentle. There are many who assume that this type of attitude is authentic and that the gentler approach is somehow inauthentic and nontraditional. We expect the more Orthodox approach to be non-yielding and inflexible, authoritarian, restrictive and judgmental. But this is not an authentic face of the Torah at all! To present a complete picture of Torah we must present both aspects of it. True Torah teaching must reflect the structured and restrictive approach to Jewish law and teachings and also the accommodating, mystical and supportive parts of the Torah. We might ask ourselves - why did the Talmud present so many different opinions with such far ranging differences rather than simply concentrating on the accepted or finished version of the law. Our Rabbis explain that all of these positions are reflective of aspects of divinity and we must learn them all in order to get a deep understanding of who God is. They refer to this as ‘elu velu divrei elokim haim.” These and these are the words of the living God.

Moses knew that for his Torah to be well received it must offer both aspects of nature. Most importantly however, his choice of using nature as a comparison to the Torah reveals an even deeper secret of Judaism’s philosophy on life. The Torah is not to remain in the heavens – rather it is to be brought down to earth to sustain it not overpower it. If “religion” stays only as a theory or philosophy it isn’t true to the message of Judaism. Rather, it must soak into the earth and give blessing to it and change it for the better. Today we are living in a time when we are watching religion destroy lives and create separation in mankind. Unfortunately it appears that too many theologians throughout the religious denominations (not just ours) are concentrating on laws that separate and restrict, rather than on laws and teachings which uplift and ennoble. Just like Moses, I pray for the day when the teachings of God will fall like the dew and nourish like the rain.

Shabbat Shalom from Rabbi Rigoberto and Rabanit Sandra Viñas and family

Gmar Hatima Tovah – Tizku leshanim Rabot

Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…