Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Parashat Vaetjanán

Sintesis Parashat Vaetjanán:  Aunque Moshé está contento de que Yehoshua será el que  dirigido el que dirija la nación, Moshé , ahora reza porque le dejen entrar en la Tierra de Israel de modo que el pueblo pueda cumplir los mitzvot  especiales que ahí corresponden. Sin embargo Dios niega su petición. Moshé le recuerda a Bnei Israel que en la reunión en Sinaí, cuando recibieron la Torá,  que no vieron ninguna representación visual de lo Divino sino sólo el sonido de las palabras.


"La respuesta a sus oraciones"
Esta semana, la parashá se denomina "Vaetjanán" en razón a la primera palabra al comienzo de la lectura. "Y le imploré (Vaetjanán) a Dios en aquel momento diciendo ... Por favor, déjame cruzar el Jordán, esa buena montaña y el Levanón," (Deut. 3: 23-25). Moisés, estuvo rogando a Dios, para que lo dejara cruzar a la Tierra Prometida. Según Rashi, la palabra Vaetjanán está relacionada con la palabra "jinun" que significa una petición de un regalo no ganado (jinam). Rashi explica que a pesar de que un hombre justo como Moisés que había hecho muchas buenas obras de las que podía basar una solicitud como la suya, fue tan humilde que oraba a Dios pidiendo un "regalo no devengado " – el don de la entrada en la tierra de Israel.

Según un Midrash, el rabino Yohanan dijo, "hay diez términos que pueden denotar una oración (en la Biblia), y son: Bitzur (fortificación), Pigiyah (contacto o reunión), Rina (canto), NeAkah (gemido) , TzaAkah (grito), Shavah (tono / grito), Vetajanunim (súplicas), Ufilul (meditar, la palabra tefilá viene de aquí), Nipol (postrarse, como cuando se prosterna y coloca la cara al piso), Kriyah (llamando o gritando). Rabino Yohanan pasó a explicar que esto demuestra que las acciones de cualquier criatura que no tienen mérito ante los ojos de Dios, incluso aún por las de Moshé que estaban tan llenas de méritos sólo pidió a Dios por un regalo que denota un acto de misericordia, no de devolución ". Según Rav Yohanan como se explica en este Midrash, Hashem no necesita de nuestras acciones o buenas obras. Somos nosotros quienes nos beneficiamos de ellas, no Él. Por lo tanto, no podemos realmente confiar en nuestras buenas acciones o buenas obras para causar que  nuestras oraciones sean aceptadas.
¿Cuál fue la respuesta de Dios a la petición de Moshé?
"¡Dios me dijo, suficiente! No me hables más sobre este tema, asciende hasta la cima de la montaña y levanta los ojos hacia el oeste, y hacia el norte, y hacia el sur y hacia el este y mira desde allí con tus ojos porque no cruzarás este Iardén."( Deut. 3:26 - 28)
En otras palabras, la respuesta es "no". Él no le permitiría entrar en la tierra, pero solamente le permitiría ver la tierra desde allí. De hecho, de acuerdo a Jazal, nuestros rabinos de bendita memoria, se le dio la bendición de súper visión humana y desde la atalaya de la montaña, fue capaz de ver cada centímetro de la tierra de Israel.
A menudo, cuando oramos para que algo resulte a la manera que queremos, nos sentimos frustrados si no se cumple. Pensamos que tal vez Dios no escucha nuestras oraciones. Si se trata de una petición muy profunda que implica lo que consideramos absolutamente esencial porque nuestra realización personal está en juego las estancias de la oración son levantadas aún más y  cuando no se realizan se plantea uno sobre la eficacia de la oración o si fue que  Dios no estaba allí.
Nuestros rabinos explican que mucho antes que Dios le había dicho a Moshé que pusiera fin a la oración; él había buscado la respuesta positiva de Dios orando 515 veces. Esto, por supuesto, es la guematria de la palabra "Vaetjanán." A veces, cuando oramos en repetidas ocasiones por algo, muchas veces sin que sea cumplido, el sentimiento de desesperación es peor.
Al explicar la respuesta de Dios a Moisés, Rashi dice lo siguiente: "Dios le dice, no me pidas más entrar en la tierra para que la gente no diga, ¿Qué tan difícil es el maestro y que obstinado es el discípulo." Y otra explicación es que Dios le dijo, aún más que esto (que tu petición) se mantendrá hasta el mundo por venir ".
Rashi entiende que la falta de una respuesta afirmativa y la oración continua a un Ser invisible pueden crear en los seres humanos una visión limitada de la "personalidad" de Dios. Tal vez Dios es tan malo que él no cumpla con mis peticiones? Tal vez soy yo (el discípulo), que ha hecho algo mal? U otros que ven que Dios no ha respondido en forma afirmativa a una persona, que ha ofrecido una profunda oración ante Él, puede cuestionar a Dios o tal vez hicieron algo que pone en tela de juicio la honestidad de la persona que ha rezado. Tal vez hicieron algo que les hace no dignos de ser concedida esta solicitud. La historia de Moshé aclara todo esto. Nosotros obtenemos todo lo que recibimos no porque lo merecemos, sino porque Él quiere darlo a nosotros. El Salmo 136 dice: "Dad gracias al Señor porque es bueno, su misericordia permanece para siempre." Este versículo nos recuerda que dar gracias por lo que recibimos porque Él es bueno, no porque nosotros somos buenas personas. Cuando vemos que las oraciones de los demás no se cumplen no debemos cuestionarlos, simplemente debemos unirnos en su oración que, si es por el bien así tendrá que suceder. (AMEN)
Debemos entender que Dios es todo conocimiento. Él ve este mundo (físico) y también el "otro mundo" (mundo espiritual), que no podemos comprender plenamente. Incluso tenemos una comprensión limitada de este mundo. Él entiende plenamente este mundo, pero también ve y reina en el mundo del que sólo podemos tener una sospecha. Los que creen en Hashem y en su reino sobre todas las cosas entienden  que nuestras mentes son tan limitadas que no alcanzamos a ver lo que nos espera. Otra forma de entender este comentario de Rashi, no es sólo para ver lo que significa la recompensa en el otro mundo, pero quizá en un nivel incluso más tangible, Hashem ve el futuro de lo que sucederá y que  tenemos que ser privados de esta información en este momento. ¿Con qué frecuencia, cuando miramos hacia atrás, nos vemos obligados a observar que si no hubiera sido por un desagradable momento en nuestras vidas muchas de las cosas buenas que hoy disfrutamos no hubieran sido posibles? Tal vez si no hubiéramos sido despedidos del trabajo nunca habríamos sido motivados para iniciar nuestro propio negocio? O muchas otras situaciones en las que pensamos que no era lo que debió haber ocurrido, pero es posible que nunca sepamos que fuimos protegidos de ello solo porque Dios lo conocía.
Mi abuelo solía decirme que debo decir "Gracias Dios por lo que me das y por lo que no me das." Cuando oramos como Moshé desde el fondo del alma, sabiendo que no somos merecedores, pero que Dios es misericordioso y amoroso y podrá conceder nuestra petición, hay más probabilidades de tener éxito en la oración, porque nos acercamos a una verdadera comprensión de él a través de la oración. Cuando nos damos cuenta de que al respondernos "no" Dios puede estarnos garantizando una respuesta aún mayor de la que pedimos. 
¡Qué sus oraciones sean cumplidas para bien por  la misericordia de Dios, infinito tesoro de regalos para Su creación. (AMEN)

Shabbat Shalom por parte del Rabino Rigoberto E. Viñas y familia

Comentarios

  1. Shalom rabino me gustaria que me contactara a mi telefono (951)538-5472 o a mi correo alfredo.ordorica53@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Rabbi Viñas, First and foremost shalom. I want to say that these past few weeks have been little empty without your comments,explanation and teachings. Your a great blessing to me and my family.Very deep and powerful point of view in what is prayer. As always thank you Rabbi

    ResponderEliminar
  3. Rabbi Viñas, First and foremost shalom. I want to say that these past few weeks have been little empty without your comments,explanation and teachings. Your a great blessing to me and my family.Very deep and powerful point of view in what is prayer. As always thank you Rabbi

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…