Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Parashat Devarim

Síntesis Parashat Devarim: Esta Parashat  inicia el último de los cinco libros de la Torá, Sefer Devarim, este libro se llama también Mishné Torá, literalmente “la repetición de la Torá” (y de allí el nombre griego castellano de Deuteronomio). Devarim ,relata lo que Moshé les dijo a los israelitas durante las cinco semanas de su vida, cuando sea prestaban a cruzar el Jordán para ingresar en Eretz Israel. Moshé, repasa los Mitzvot, enfatizando el cambio de estilo de la vida que están por sufrir, de la existencia milagrosa y sobrenatural del desierto, bajo su mando, al modo de vida aparente natural que experimenta al mando de Yehoshua ayuda en Eretz Israel.


La visión de Isaías
Este Shabat que precede a Tisha Bav es llamado Shabat Jazón refiriéndose a las palabras que se encuentran al comienzo de la Haphtorah que viene del libro de Isaías. La palabra "chazon" significa "visión", en referencia a las visiones horribles que Isaías tuvo y predijo la inminente destrucción del Templo Sagrado de Jerusalén y el posterior exilio que vienen con él. Este mensaje es un mensaje especialmente apropiado para leer justo antes de Tishá Be Av, cuando lloramos la destrucción de nuestros templos sagrados. Pero ¿qué es exactamente el mensaje que se encuentra en la profecía de Isaías? ¿Estamos concentrando nuestro luto en Tisha B'Av en la dirección que él quería de nosotros? La respuesta es - ¡NO!
Isaías no se centra en el duelo por la destrucción del templo. En su lugar, se enfoca en el duelo de las causas de la destrucción. Nuestros Templos fueron destruidos debido a los abusos de la hipocresía religiosa, la injusticia, la idolatría e injusticia social que prevalecían en su época. Los rabinos, líderes y el pueblo habían permitido todo esto para seguir adelante porque habían beneficiado personalmente de él. Si ellos no se beneficiaron de la estructura de poder directamente, por lo menos - se beneficiaron de no confrontar la situación. En otras palabras, incluso cuando se dieron cuenta que no era correcto no hicieron nada para interrumpirlo, esto para no llegar a ser el paria de la sociedad. Tomar una posición fuerte ante la injusticia sería demasiado de una molestia y los haría impopular y potencialmente expuestos a la burla de la sociedad. Ellos no se sintieron que valía la pena intervenir. No podían sentir el dolor de los que sufrían. Los Rabinos y líderes en ese tiempo (como ahora) recibían más apoyo y vivían una vida cómoda si no molestaban a nadie. Sus congregantes los querían más si ignoraban el mal que ellos hacían y si dejaban de soñar con cambiar o mejorar el mundo
Por lo tanto, desde la Casa de Dios (el Sagrado Templo) tenía la intención de crear un hogar para Dios, para vivir entre nosotros en una sociedad que valore a sus valores de Dios, por eso como esa casa no representaba esos valores ya Hashem no podía vivir con nosotros. Él le permitió a nuestros enemigos destruir físicamente a su templo el cual los Judíos ya lo habían espiritualmente destruido. Y hoy lloramos por ello.
Pero en vez de llorar de la construcción del templo vamos a llorar por lo que nos ha impedido la reconstrucción de la misma. Nuestra sociedad es tan corrupta (si no más) como lo fue en aquellos días. Nuestros líderes y rabinos ya participan en la corrupción, directa o tácitamente de acuerdo en que al no intervenir. Lo que se nota no dice nada, porque tenemos miedo de ser diferente y estar en desacuerdo con la mayoría. No queremos que se identificados como la nota discordante. Por lo tanto, el juego es de permanecer en silencio. Muchas veces negamos que cualquier cosa negativa esté pasando. Adoptamos una actitud  de como “si nada” disimulamos - no nos ponemos nervioso al respecto, decidimos que no vale la pena y no hay nada que puedas hacer al respecto de todos modos es lo que nos dicen. Aquellos que adoptan esta actitud son engranajes de la maquinaria del estatus quo. Nuestra religión se ha convertido en un sistema de hipocresía. Nuestros partidos religiosos en Israel se venden habitualmente por donaciones para el sistema de Yeshivot donde los rabinos electos para esos partidos son los empleados. En las sinagogas de todo el mundo rabinos seleccionan los temas de los sermones de acuerdo a lo que los grandes donantes quieren oír no de acuerdo con lo que la Torá requiere de ellos.
Nombramos los edificios de las sinagogas como tributos a nosotros mismos y dirigimos los asuntos que tienen lugar en ellos de acuerdo a nuestros valores y no de acuerdo a la Torá. Creamos instituciones a la imagen nuestra no a la imagen de Dios. Construimos y mantenemos templos que reflejan los valores del judaísmo estadounidense para demostrar nuestro éxito material a los demás-y no templos que reflejan los valores de nuestros antepasados ​​y de nuestro Dios. Nuestras sinagogas son los clubes sociales no la casa de oración y de transformación. Los aceptados son la gente buena de la alta clase pero los necesitados no son bienvenidos.
Nuestros rabinos son más cómodos hablando sobre "los valores sociales liberales" debido a que los donantes no quieren que lo que estamos hablando sea de Shabat, Kashruth o pureza de la Familia. No quieran oír del necesitado o del extranjero que desea unirse a la Torah, prefieren oír ideas filosóficas bonitas que no tiene aplicación al mundo real. Le piden al Rabino que hable de ideas tan altas y efémeras que nos dejen dormir una corta siesta mientras hables. Nuestros políticos hablan de "la paz con los árabes y una solución de dos estados", porque la política de EE.UU., que está ligado al dinero lo requiere. Y nosotros (los judíos en todo el mundo) cooperamos con esto porque rechazamos los valores de la Torá. Todos nosotros hablamos de paz, pero sabemos en nuestros corazones que todo tiene su tiempo y el tiempo y que (por desgracia) la temporada de la guerra está sobre nosotros y debemos tener éxito en él si queremos sobrevivir como pueblo. (Eclesiastés) Este año, en Tishá Be Av vamos a llorar nuestro comportamiento que el profeta llama "prostitución" porque vendemos nuestros valores al mejor postor, ajustándose al mercado del “sagrado” $dólar$ de las ideas exitosas en lugar de defender nuestras creencias y los valores de nuestra antepasados. Vamos a entender que el templo no puede ser reconstruido porque Dios es real nosotros no lo somos. Mientras que creemos que podemos crear a Dios a nuestra imagen – y configurar su religión para beneficiarnos nosotros - Su Templo no puede ser reconstruido, y no debería de ser reconstruido.
Isaías termina su profecía con una ofrenda de Dios. Si nos arrepentimos y volvemos al judaísmo auténtico - Él nos resucitará para que podamos llevar a cabo su misión de transformación en el planeta si no no lo hará.

Tráenos de nuevo a usted Hashem y vuelve a vosotros, renueva nuestros días como antaño. (Lamentaciones 5:21)

Shabbat Shalom de parte del Rabino Rigoberto E. Viñas y familia.

Comentarios

  1. Me gusta el estílo cr´tico... ¿pero no habrá un resto de judios que son buenos ante Dios?: Mezclar religión y dinero es delicado...!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…