Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Parashat Bereshit

Síntesis Parashat Bereshit:

En el principio, Dios creó el universo en su totalidad, incluyendo el concepto del tiempo, de la nada. La creación se completó en seis días. En el séptimo día, Dios descansó, ese descanso nos trajo el Shabat que experimentamos cada semana, con un universo espiritual. Adam y Eva, la pareja humana, aparecen en el Edén.

“Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.”(Gen 3:19) 

Con estas palabras la Torá expresa la idea que somos seres mortales destinados a nuestra última destinación – la muerte y la tumba.

Al describir este proceso de la muerte y del retorno a la tierra la Tora hace referencia al comienzo del ser humano - como lo describió anteriormente en el momento de su creación; “Y Hashem formo al hombre del polvo de la tierra y le soplo el viento de la vida.” (Gen 2:7).La conexión entre estos dos versículos no debería de ser ignorada. La descripción de nuestro proceso en la muerte se basa sólidamente en la descripción del proceso de nuestra composición.

Pero esas palabras de “retornar al polvo porque polvo somos” suenan tan final, aparentemente no ofrecen esperanza ninguna para el ser humano. Comenzamos como polvo y terminamos como polvo. ¿La Torá estará dándonos una vista pesimista de la vida? ¡Eso no puede ser! El propósito de la Torá es darnos optimismo y esperanza para superar todos los desafíos de la vida.

Hay un detalle mencionado en el versículo sobre la creación de la vida humana que no está mencionado en el versículo describiendo la muerte. “Y le sopló el viento de la vida.” De acuerdo a los Cabalistas estas palabras describen el proceso de adquisición de la “neshamá” - - el alma. La palabra “neshamá” está relacionada a “neshima” viento o respiración. Esta parte del ser humano es una parte íntima de Hashem. El soplo de Hashem es parte de Hashem. Nuestras almas son partes inmortales del espíritu divino del Dios creador. Esta parte del ser humano nunca retorna al polvo porque no fue parte del polvo. Esta parte no tiene limitaciones es una parte que Dios el eterno compartió con nosotros cuando nos llenó de su presencia al soplar el viento de la vida en nuestras narices esto se llama en términos cabalísticos el “beso de la vida.” Esta es la parte inmortal del ser humano.

La Torá describe al ser humano como una mezcla de material e espíritu. Los seres humanos reconocemos profundamente que somos mortales. Sabemos que llegara el último día y deseamos superarlo. Algunos tratamos de ignorarlo. Muchos nos pasamos la vida creando reputaciones para pasar a la historia o acumulando posesiones materiales. Creemos que esto nos va llenar la vida y nos dará alivio al admitir nuestra mortalidad. Al concentrarnos en la vida material y sus placeres creemos que podemos distraernos de pensar en la destinación final. Pero todas estas estrategias son falsas. Al final no podemos llevarnos nada del mundo físico. La Torá tiene otra estrategia y esa es combinar nuestra vida física con nuestra vida espiritual. De esa manera alzamos el valor de lo material y reconocemos la parte verdaderamente inmortal - el alma. Los Rabinos explican en el Talmud que lo único que el humano se lleva de este mundo – son los mitzvot que hizo mientras estaba aquí. Es importante entender que los mitzvot no se pueden hacer sin involucrar a lo material – esta es la única forma de transformar “al polvo sin valor – al polvo con gran valor.” Con mitzvot e inmortalidad la vida humana tiene gran valor sin ella simplemente termina en el polvo adonde comenzó.
Por el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…
Nosotros y Los Traidores de Entre Nosotros Por: el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas Ayer en la ciudad de New York,durante el desfile de apoyo para el Estado de Israel, los vi como los veo todos los años. Los traidores uniformados con sus abrigos y sombreros negros, sus barbas y sus “peyus” largos. Ytambién sus banderas palestinas y sus letreros contra Israel. Sus letreros anti-Israel decían en inglés, “Los judíos lamentan los 68 años de existencia de Israel,” “El Talmud prohíbe terminar el exilio,” “Israel no tiene derecho de gobernar sobre ninguna parte de la tierra santa.” El Judaísmo dicta que los judíos tienen que ser sumisos a todas las naciones incluyendo los Estados Unidos y P

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…