Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Parashá Shoftim

Síntesis Parashat Shoftim:  Moshé le dice a los Hijos de Israel que elijan jueces y policías en sus ciudades. El Gran Sanhedrín toma decisiones obligatorios en nuevos casos, basado en el criterio de la Torá. Un rey judío puede tener posesiones y símbolos de poder que corresponden al honor de su puesto, pero no para acrecentar su autoestima. Dios le promete al pueblo judío que le enviará profetas para que los guíe y Moshé explica como se distingue a un verdadero profeta de uno falso. Entre los que están descalificados para ir a la guerra se encuentran cualquiera que haya construido una casa nueva y no haya vivido aun en ella o quien es temeroso de corazón.



“El Señor tu Dios levantará para ti un Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, a quien debéis escuchar; (Deuteronomio 18: 15)

Con este vers
ículo Moisés nos dice que en el futuro Dios levantara profetas y líderes que nos guíe como él lo eligió a él. El propósito de ellos no es de tomar el lugar de los varios profetas y adivinos que controlaban la vida de los paganos. Tener un profeta viviente que controle nuestra vida cotidiana por medio del conocimiento sobrenatural no es una meta para la nación judía. Más bien, siguiendo las enseñanzas de nuestros profetas anteriores que se presentan en la Torá es donde nuestra atención se centra.

Entonces,
¿cuál es el propósito de los profetas que vendrían después de Moisés como el futuro profeta Mesías?

Todos nuestros profetas que vinieron despu
és de Moshé fueron enviados para motivarnos a hacer teshuvá y volver a la senda de la Torá. Los mensajes que ellos enseñan durante su vida eran específicos, en parte, a la situación que la nación judía estaba experimentando en ese momento con un mensaje en curso para el futuro. Esa es la razón por la que sus enseñanzas fueron incluidas en el Tanaj. Torá, Neviim y Ketuvim. Por supuesto, como se explicó en la parashá de la semana pasada, un profeta cuyas enseñanzas niega la Torá o nos anime a no continuar con nuestra práctica de sus leyes es un profeta falso y debe ser ignorado e incluso matado. Los nuevos profetas nunca vinieron a cambiar la ley de Moisés si no a renovar nuestra obediencia a la Tora de Moisés.

El verdadero profeta es comisionado por Dios para servir como su profeta. Su trabajo no es ser un adivino, o satisfacer nuestro deseo de obtener la informaci
ón que le fue negado anteriormente a nosotros a través de los medios normales humanos. Su propósito es servir a Dios mediante la expresión de la voluntad de Dios y para motivarnos a observar y aplicar la Torá que Moisés nos enseñó a nuestra situación actual.

La Tor
á describe la naturaleza y el carácter del profeta. Los hombres que Hashem le enviará serán "de entre ustedes." Van a vivir vidas normales y no hay oscuridad se ciernen sobre ellos. Usted se dará cuenta de su origen, ya que nació y se crió en medio de ti. Usted conocerá sus hermanos y hermanas, sus padres y su familia. Son hombres comunes, de la gente común. Vienen sin pretensiones sobrehumanas, sino que serán los seres humanos y pretenden ser nada más que seres humanos. Ellos deben ser seguidos como maestros y líderes, pero no como dioses o semidioses. No serán de nacimientos virginales o freza de los dioses y los seres humanos. Ellos guían y enseñan en el espíritu de Moisés, que también era humano y tenía defectos. Tal vez por esta razón el nacimiento de Moisés es descrito tan de cerca y también el proceso de su muerte. Dios sabía que habría una tendencia humana a centrarse en el mensajero en lugar de su mensaje, por lo cual el oculto la tumba de Moisés.

El mensaje importante de la profec
ía es que Dios no sólo creó el mundo y vela por él, pero se comunica con la humanidad a través de mensajeros seleccionados. La profecía es un don para la humanidad, para recordarnos que Dios cuida y nos ama y que nuestras vidas valen la orientación y desarrollo. En el futuro, un profeta surgirá y llevara a la humanidad de vuelta a la espiritualidad - su nombre será Mashíaj. No va a ser sobrenatural o un semi-dios sin pecado sino será un profeta que camina en las huellas de Moisés.  
           
Por el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas


Comentarios

  1. No me canso de darle gracias a Dios por por ponernos en el camino de nuestras vida a usted mi apreciado rabino, usted es el mensajero de nosotros los anusim que estamos regresando al camino del judaismo gracias a su enseñanzas, gracias por compartir esta hermosa parashä.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Rab. porque cada día nos anima a seguir adelante y cuando otras personas nos desaniman, recordamos su frase: "Tu si puedes". Ha Shem lo llene de bendiciones.

    ResponderEliminar
  3. Todah Raba Rab. Que buena enseñanza sobre la parashat pues hay muchos que interpretan la torah a su acomodo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias Jajam por tan buenísima enseñanza !

    ResponderEliminar
  5. Amén Rabino.
    Todá lejá HaShem por Su Torá y por permitirle a Usted y darle la sabiduría de trasmitírnosla.
    Gracias por esta edificadora enseñanza.

    ResponderEliminar
  6. Amén Rabino.
    Todá lejá HaShem por Su Torá y por permitirle a Usted y darle la sabiduría de trasmitírnosla.
    Gracias por esta edificadora enseñanza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…