Ir al contenido principal

“Más que Israel ha guardado el Sábado, el Sábado ha guardado a Israel”

Achad Jaam, el poeta más famoso de Israel moderno dijo que “más que Israel ha guardado el Sábado, el sábado ha guardado a Israel”. El Shabat le da la oportunidad al judío de parar de trabajar, de descansar su mente y su espíritu y pasar el día con su familia, sus vecinos, y su Dios. El día transforma el trabajador en un hombre libre, sin consideración de su condición económica. Desde el hombre más rico hasta el más pobre todos son iguales en el mandamiento de parar de trabajar y concentrarse en su familia y su vida spiritual.
Por miles de años el Judaísmo ha considerado la vida familiar y los ritos religiosos conducidos en la casa como las expresiones más importantes de nuestra fe. A través de los años el Shabat (o el sábado) ha servido el doble propósito de permitir la unión entre el hombre y Dios y entre los miembros de la familia. En el Shabat las familias encuentran la paz y tranquilidad necesaria para mejorar le comunicación familiar sin la presión de tener que irse a trabajar, las tareas de la escuela o el ruido de la televisión.

El Shabat comienza el viernes por la noche cuando se pone el sol y termina el sábado por la tarde cuando oscurece. Todos los días en el almanaque judío siguen este ciclo porque el calendario judío está basado en la tradición bíblica adonde en el primer capítulo del génesis la Torá describe que Dios creo primero la noche y entonces el día.

Los ritos del viernes por la noche comienzan cuando las mujeres de la familia prenden dos velas, una hora antes de la caída del sol. Esta hora está anunciada en todos los calendarios judíos. Estas velas y sus bendiciones le dan la bienvenida al Shabat. Las dos velas son para recordarnos de las dos expresiones “shamor y zajor” que la Torá usa en los diez mandamientos para el Shabat. “Shamor” se traduce como “guardar” u observar las leyes del Shabat y “zachores recordar que Dios creo el mundo en seis días y descanso en el Shabat. En muchas familias esta oración se hace con toda la familia parada alrededor de las velas mientras las mujeres y las niñas prenden velas. En algunas familias las madres toman algunos momentos después de encender las velas y ofrecen otras suplicas a Dios para el bien estar de su familia, amistades y comunidad. La siguiente bendición se hace después de prender las velas con los ojos tapados con las manos:

“Baruj ata Adonai elojenu melej ja-olam asher kidshanu bemitzvotav vetzivanu lejadlik ner shel Shabat”.  (Todos responden AMEN)

La celebración del Shabat en la casa continúa cuando los familiares regresan de la sinagoga.

Se prepara la mesa con un mantel preferiblemente blanco y los mejores cubiertos como señal de que este es un día festivo para darle honor al Shabat. En la mesa se ponen dos panes (jalot) tapados con una tela o manto hecho para este propósito y también un cubilete para el vino.

El Kidush es la bendición tradicional sobre el vino o jugo de uva. Esta oración sirve de testimonio de los siete días de la creación, la santidad del Shabat y también como recordatorio del éxodo de Egipto. El siguiente es el texto tradicional del kidush trascrito para pronunciarse en español:

Iom jashishi. Vayejulo jashamaim, veja-aretz vejal tzeva-am. Vayejal Elojim ba-iom jashvi-i melajto asher asa, va-yishbot bayom jashevii mi kol melajto asher asa. Va-yevarej Elojim et iom jashvi-i vayekadesh oto, ki bo shabat mikol melajto asher bara Elojim la-asot.

Baruj ata Adonai, Elohenu melej ja-olam, borei peri jagefen.  (Todos responden Amen)

Baruj ata Adonai Elojenu melej jaolam asher kidshanu bemitzvotav ve-ratsa vanu, veshabat kadsho be-ajave uberatzon jinjilanu, zikaron lema-ase bereshit. Ki ju iom tejila lemikra-e kodesh zejer leyetziat mitzraim. Ki banu bajarta ve-otanu kidashta mikol ja-amim. Veshabat kadsho beajava uvratzon jinjaltanu. 

“Baruj ata Adonai mekadesh jashabat”.   (Todos responden Amen y comparten el vino)

El rito continúa con lavarse las manos y decir la siguiente bendición:             

“Baruj ata Adonai elojenu melej ja-olam asher kideshanu bemitzvotav vetzivanu al netilat yadaim”.

Se levantan los dos panes (jalot) y se dice:                            

“Baruj ata Adonai elojenu melej ja-olam jamotzi lejem min jaaretz”. (Todos responden Amen y comen parte del pan)

El Shabat por la Mañana:            

Se acostumbra ir con la familia a la sinagoga, y al regresar comer todos juntos un almuerzo de fiesta. Se hace el Kidush de la mañana, aquí trascrito para leerse como en hebreo:

Veshameru benai Israel et Jashabat. Laasot et Jashabat ledorotam vertí Olam. Beini uvein benai Israel ot ji leolam. Ki sheshet yamim asa Adonai et jashamaim vet jaaretz uvaiom jashevii Shabat va-yinafash. 

Zajor et iom jashabat lekadesho. Sheshet iamim ta-avod vaasita kol melajteja. Ve-iom jashevii Shabat la-Adonai Elojeja. Lo taase jol melaja ata uvineja uviteja avdeja, veamateja, uv-jemteja vegereja, asher bishareja. Ki sheshet yamim assa Adonai et jashamaim vet jaaretz et jayam vet kol asher bam vayanaj bayom jashevii. Al ken beiraj Adonai et yom jashabat va-yekadesheju. 

Savri maranan:

"Baruj ata Adonai Elojenu melej ja-olam borei peri jaguefen." (Todos responden Amen y toman del vino)

El rito continúa con lavarse las manos y decir la siguiente bendición:

“Baruj ata Adonai elojenu melej ja-olam asher kideshanu bemitzvotav vetzivanu al netilat yadaim.”

Se levantan los dos panes (jalot) y se dice:  

Baruj ata Adonai elojenu melej ja-olam jamotzi lejem min jaaretz.        

(Todos responden Amen y  parte del pan)

 Para conocer las Leyes de Shabat hacer click en el siguiente link:

 Por el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas

Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…