Divrei Emmanuel Parashat Emor


Síntesis Parashat Emor:
Se ordena a la nación que Santifique a Dios (Kidush Hashem), asegurándose de que siempre se comporte de modo ejemplar y estando dispuesta a renunciar a la vida antes de asesinar, mantener relaciones ilícitas o adorar a ídolos. Se describen las características especiales de las distintas fiestas y se recuerda a la nación que en las fiestas no se pueden realizar ciertas melajot (Trabajos creativos).
 

"La ofrenda sin mancha a Dios"
En la parashá de esta semana, leemos acerca de la prohibición de la Torá en contra de ofrecer una oferta manchada o imperfecta a Dios en el Templo Sagrado. “Dios habló a Moisés diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos y a todos los hijos de Israel y diles: Si alguno de la casa de Israel o de los judíos conversos traen sus ofrendas para cumplir con sus votos o una de sus promesas que se comprometió a ofrecer a Dios como un holocausto, debe ser un animal que sería aceptada favorablemente para él hombre - intachable perfecto, de ganado vacuno, ovejas o cabras.” (Lev. 22:17)
Con estas palabras de la Torá prohíbe llevar un animal dañado como un sacrificio en el templo. Tantos judíos nacidos como los convertidos tienen prohibido hacerlo. ¿La pregunta natural que surge aquí es si esto no es obvio? ¿No es lógico que al traer una ofrenda a Dios, una persona sólo traería lo mejor? ¿Por qué la Torá siente la necesidad de esta ley estatal que debería ser obvio, en primer lugar?
La respuesta es que a veces la Torá prohíbe abiertamente, (incluso las cosas que están lógicamente prohibidas) con el fin de luchar contra un ietzer Harah extremadamente fuerte. Dado que muchas personas son desafiadas por la inclinación al mal para que hagan exactamente este pecado (Averá) de la Torá, es necesario reiterar esto con fin de reforzar la prohibición para que se evite. Con el fin de conseguir que la gente haga la Averá (el pecado) el ietzer hará (instinto del mal) utiliza algunos de los argumentos o las emociones más elaboradas para empujarnos a la Avera. ¿Cuál es la base de esta Averá?
El ietzer hará discute por dentro de la mente de la persona, que es esto que no es perfecto “es suficiente sacrificio – porque si se lo das al templo va a ser completamente consumido por el fuego de todos modos” ¿Por qué perder el uso de algo tan perfecto al destruirlo en el altar cuando  se puede usar por uno mismo y nadie se daría de cuenta de todas maneras. La persona que estaba a punto de ofrecer el sacrificio lo estaba usando para acercarse a Dios. Pero a veces hay todavía un resto de duda si realmente en el fondo quiere estar tan cerca de Dios de todos modos. El ietzer hará utiliza esa pequeña duda y la infla para crear separación de Dios y ensuciar el pleno compromiso de todo corazón a Dios. Para poder acercarnos tenemos que dale lo mejor que tenemos.
Hoy, por supuesto, no traemos animales como sacrificios al templo. Pero ofrecemos ofrendas y dones al templo de Dios a través de donaciones a la sinagoga en apoyo de sus servicios y programas. No hace mucho, por ejemplo, un visitante frecuente de nuestra sinagoga ofreció un Kidush en agradecimiento a Dios por haber pasado sus exámenes de licenciatura en Maestría de Trabajo Sociales. Para los días de fiesta y Yizkor traemos ofertas también. Cuando queremos dar las gracias mandamos una donación y cuando expresamos inspiración por la memoria de alguien también mandamos donaciones.

Pues ¿Cómo funciona este ietzer Harah (inclinación al mal) hoy en día? Esta energía mala continúa inspirándonos a dar la calidad inferior o menor a la sinagoga. Pensamos que otros que tienen dinero van a dar y por eso nosotros no tenemos que dar tanto. Como somos pobres no podemos llegar a ese nivel tan alto de sacrificio. Esto aunque a veces el alma nos está pidiendo que demos más nuestra mente calla el corazón y le dice que ya es suficiente. Algunos simplemente no vemos el valor de la inversión en la casa de Dios y cuando si damos lo hacemos dando menos o de baja calidad – esto es exactamente lo que la parashá describe como un sacrifico imperfecto.
Pero para poder llegar a la meta de acercarnos profundamente y de todo corazón a Dios tenemos que darle lo mejor. Entiendo que algunos podrían decir que por estos comentarios míos soy poco realista, que soy un soñador. Bueno, eso es lo que lo que los líderes tienen que hacer – tienen que ofrecerle a la comunidad el sueño correcto y así encaminarlos. Mi sueño es que vamos a ser el mejor - lo absoluto mejor! Y yo sueño en voz alta porque creo que en esta congregación, y sabemos que podemos y lo haremos.

Cuanto más invertimos en algo más le obtenemos placer. Esto es cierto en el área financiero o de negocios y emocionalmente también. Estos se refuerzan mutuamente. Si donamos y participamos en ayudar a la sinagoga le disfrutamos más. Si no damos nada y solo venimos para recibir de ella no recibimos tanto placer como cuando donamos y hacemos por ella de todo corazón. Si seguimos dando solo para mantener la sinagoga al borde de la extinción y no para expandirla - nuestra sinagoga no será un éxito. Esto se debe a que estamos entrando en una fase en la que debemos crecer para seguir siendo una congregación viable. Este crecimiento exige lo mejor que podemos ofrecer en todas las áreas. Si no ofrecemos lo mejor no habrá ninguna razón para que los nuevos miembros o los visitantes vengan a nuestra sinagoga. Este es el significado de las palabras "ofertas intachable" en la vida actual del templo. El Rabino Shlomo Carlebach solía decir: "Es muy fácil llegar a la gente si representamos a Dios en la manera más profunda. Si la comida en un restaurante es buena, la gente vendrá.” Tenemos que servir lo mejor de lo mejor, tanto material como espiritualmente - porque Dios se lo merece.

¡Ay del ietzer hará para ofrecer menos porque todavía es algo que debe ser superado! Pero con la ayuda de Dios lo haremos, porque nuestra congregación y nuestra misión se lo merecen.    

Por el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Nitel Najt