Ir al contenido principal

Preguntas y Respuestas: ¿Los Matzot de Huevo son Kasher para Pesaj o no? ¿Es sólo para los niños y los ancianos, o pueden ser comidos por todos?

MATZAH ASHIRAH: ¿Los Matzot de Huevo son Kasher para Pesaj o no?
¿Es sólo para los niños y los ancianos, o pueden ser comidos por todos?
Por el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas

En cada caja de Matzá de huevos hay una advertencia, es casi como la advertencia del Cirujano General sobre los paquetes de cigarrillos, "De acuerdo con la práctica Askenazí, Matzá de huevo sólo pueden ser ingeridos por los niños, los enfermos o los ancianos. Si usted es de ascendencia sefardí pregúntele a su Rabino." Luego, para empeorar las cosas, es certificado “¡Kosher para la Pesaj!"

Pues la pregunta es: - ¿Es Kasher para Pesaj o no? ¿Es sólo para los mencionados anteriormente, o puede cualquiera comerlo? ¿Cómo puede ser Kasher para Pesaj pero sin embargo ser prohibido para a la mayoría de la gente? Muchos de los que provienen de hogares observantes y tradicionales recuerdan haber comido estos en el pasado sin siquiera considerar cualquier violación relacionada con esto en absoluto. ¿Por qué, de repente, la advertencia en la etiqueta? ¿Por qué y de dónde proviene este rigor? Puesto que etiquetas dice pregúntele a su Rabino, y que muchos de ustedes lo han hecho, este artículo tratará de aclarar algunas de las cuestiones relacionadas con Matza de huevo y su consumo de en Pesaj.
En primer lugar me gustaría aclarar qué es exactamente la Matzá de Huevo es y cómo se diferencia de la Matzá regular.

Matzá regular: 


De acuerdo a la ley tradicional, Matzá se puede hacer de cualquiera de los cinco granos que figuran en el Talmud y en la Mishná en Pesachim 35a, como los cinco granos bíblicos que pueden convertirse en levadura (jametz). Estos son: (1) trigo, (2) espelta, (3) avena, (4) cebada y (5) centeno. Estos cinco tipos de granos se convierten en jametz (levadura) en cualquier forma como el propio grano o como la harina de los granos cuando entran en contacto con el agua y se mantienen sin cocción durante más de dieciocho minutos. Si el grano y el agua entran en contacto con cualquier otro ingrediente antes de la cocción, se convierten de forma automática en jametz (levadura) y no se puede comer en la Pascua. De acuerdo con nuestra Torá, esto es porque el pueblo judío tuvo que salir de Egipto con tanta prisa que no tenía tiempo para permitir que la masa suba y por eso comemos panes sin levadura llamado "matzá". Por lo tanto la diferencia entre jametz y Matza es la longitud de tiempo que la harina y el agua se sientan juntos antes de ser horneada. La Matza no puede tener ningún otro ingrediente mezclado en la masa antes de hornearla. Para hacer Matza, hay que hornear la masa antes de dieciocho minutos con el fin de evitar el proceso de su fermentación. Cualquiera de estos cinco granos si se deja más de 18 minutos se convertirá automáticamente en jametz - levadura. Si cualquier otro ingrediente como la sal, los huevos o el azúcar se le añadieron a la mezcla de agua y harina - se convertiría en jametz y quedarán completamente prohibidas durante Pesaj - la Pascua. Todos los Matzot de Pesaj -la Pascua son, pues, por su propia definición, sin sal, sin azúcar y libre de cualquier otro ingrediente excepto la harina (hecha de los cinco granos) y el agua.

Shmurah Matzá: 


El término Shmurah Matzá se refiere a menudo como       "Matzá hecho a mano "o la "matzá cara" tiene los mismos ingredientes básicos como la matzá regular o matzá hecha por máquina a excepción de una diferencia. *La harina utilizada en la fabricación de estos matzot proviene de granos de trigo que han sido "custodiados" o vigilados para evitar cualquier humedad que entre en contacto con los granos antes de la molienda. Esta es la fuente de la palabra "shmurah", que significa vigilado. Los Matzot ordinarios se hacen usando harina de Pesaj que fue vigilado desde el momento de la molienda para asegurarse de que la humedad no entró en contacto con la harina desde el momento en que se muele para hacer harina a la hora de su cocción real. El valor de comer Shmurah contra Matzot regular es por lo tanto, el beneficio añadido de estar seguro de que no había absolutamente ninguna posibilidad de que la humedad afecte el trigo desde el momento de su cosecha durante todo el proceso hasta su cocción. El shmurah está "protegido" antes que el ordinario de la harina utilizada en la Pascua regulares esa es la única diferencia.
De hecho no hay ninguna diferencia halájica si se trata de "hecho a mano", o hecho a máquina y por eso hay algunas empresas que están creando "hecho a máquina - Shmurah Matzá." Aparte del hecho de que hay un valor emocional y artístico a un producto hecho a mano, no hay otra diferencia entre la máquina o hecho a mano. Rav Soloveitchik, fue de la opinión de que la matzá hecho por máquina, puede ser preferible a la matzá hecho a mano debido a que el proceso de limpieza de la máquina puede ser superior al proceso de limpieza entre cada "corrida" de matza y por lo tanto disminuir las posibilidades de que cualquiera de la masa anterior podría afectar el siguiente lote de masa nueva y causar jametz si permanecía más tiempo que los proscritos 18 minutos. De cualquier manera, entre cada sesión de 18 minutos, las panaderías de matzá se limpian a fondo para evitar que la masa vieja influye la masa nueva.

Matzá de Huevo: 


La Matzá de huevo (como puede verse claramente en la lista de ingredientes en la caja) se hace con harina (de cualquiera de los cinco granos), los huevos y el jugo de fruta. A veces se añade azúcar también. Según el Talmud y las fuentes de todos en la halajá, tanto askenazíes y sefardíes, esta mezcla no puede volverse jametz, siempre y cuando el agua no se mezclan en la masa. Las leyes de la Matzá regularmente no se aplican ya que no había agua añadida a la masa nunca puede convertirse en jametz. El Talmud en Psachim 35ª dice que "mei peirot einom machmitzim" lo que significa que los jugos de fruta mezclada con harina no provocan la fermentación. Y por lo tanto no pueden convertirse en jametz y por lo tanto están permitidos. Esto se llama "Matzá Ashirah" o matzot enriquecidos en terminología halájica. Esto también puede ser traducido como "matzá de hombre rico."
Por supuesto, es importante añadir aquí, que el consumo de matzá de huevo no cumple con el requisito halájico de comer matzá durante la Pascua y uno sólo puede cumplir esta mitzvá muy importante con el hecho de harina y agua matzá verdadero. Matzot regulares se les llama "Lejem Oni" o pan del pobre - que es la matzá correcta para usar en las ceremonias rituales.
Sin embargo, muchos de nosotros nos gusta la consistencia más suave de Matzá de huevo para bocadillos o hacer un sándwich. Entonces, ¿Por qué alguien debería estar preocupado por comer matzá de huevos? 
De acuerdo con los Sefardíes es permisible crear galletas o bizcochos utilizando harina de Pascua mientras 100% sea jugo de fruta que se añade a la masa en el lugar de agua. Nunca puede convertirse en jametz, ya que el agua es el catalizador de la masa para convertirse en levadura de acuerdo con la halajá. De hecho, debido a esto hay una compañía israelí que vende galletas, certificado por el Gran Rabinato de Israel como Kosher para Pesaj sólo para sefardíes. La práctica sefardí permite el uso de las galletas y el huevo matzá como se expresa en el Shulján Aruj (Oraj Jaim 462:4). 
Sin embargo, los Askenazí (“El Rama” Rabino Moisés Isserlis OH 462, el Mishnah Berurah y otros) restringen el uso de Matzá de huevo y no permiten este tipo de galletas por lo tanto debido a la preocupación de que si una sola gota de agua iban a ser mezclado con el jugo de fruta que automáticamente se convertiría en jametz al entrar en contacto con la harina. Los sabios Askenazí señalan que Rashi comenta con respecto a la declaración talmúdica que permite la matzá hecha con jugo de frutas en Psachim 35a que significa que a pesar de que la fermentación normal no se produce como lo haría con el agua, sin embargo, incluso sin agua se convierte en jametz "nukshe", una forma menor de jametz pero aun así jametz. Tanto asquenazíes y sefardíes están de acuerdo en que si la masa se hicieron con parte de jugo o zumo reconstituido, e incluso una gota de agua se añadieron a la mezcla que se convertiría en jametz una violación muy grave de las restricciones dietéticas Pesaj, y una preocupación muy seria, ya que comer jametz en la Pascua ¡Es peor que comer carne de cerdo o la langosta durante todo el año! El Rama, respondido al permiso general de Rav Iosef Karo, en su código con las siguientes palabras "en nuestras comunidades, no amasamos (matzá) con jugo de fruta .... Y no hay que cambiar de esto a menos en un momento de emergencia para una persona enferma o de edad que lo necesite." La razón para permitirle a ese grupo fue que la matzá del huevo, ya que es más suave es más fácil de digerir que la matzá regular. Pero que todavía le preocupa que el consumo pudiera exponernos al riesgo de un producto que se había visto manchado por una sola gota de agua transformándola en jametz.

Esta es la fuente de la controversia. Parece que para los Askenazí el hecho de que incluso había un riesgo menor era un riesgo demasiado grande para tomar cuando se trata de una violación tan grave de la ley de Pesaj. Para los sefardíes fue visto como una advertencia a tener sumo cuidado para asegurar que se trataba de sólo jugos de fruta puros y ni siquiera una gota de agua se puede mezclar con la masa.
En los tiempos modernos, esta controversia continúa. Pero hay muchos de nosotros que sentimos que este ya no debería ser una preocupación grave, ya que podemos confiar en la tecnología moderna en los preparados alimenticios para asegurarse de que no hay agua que se mezcle con la masa y que permitiría que el consumo de matzá de huevos sólo como aperitivo, pero no para el cumplimiento de la mitzvá de matzá.

Así que la respuesta a la instrucción: “consulte con su Rabino” es que su Rabino lo permite, no sólo para los sefardíes, pero para askenazíes también debido a los avances tecnológicos que salvaguardan los ingredientes en las fábricas de alimentos hoy en día.
Jag Kasher VeSameaj!!!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…
Nosotros y Los Traidores de Entre Nosotros Por: el Rabino Rigoberto Emmanuel Viñas Ayer en la ciudad de New York,durante el desfile de apoyo para el Estado de Israel, los vi como los veo todos los años. Los traidores uniformados con sus abrigos y sombreros negros, sus barbas y sus “peyus” largos. Ytambién sus banderas palestinas y sus letreros contra Israel. Sus letreros anti-Israel decían en inglés, “Los judíos lamentan los 68 años de existencia de Israel,” “El Talmud prohíbe terminar el exilio,” “Israel no tiene derecho de gobernar sobre ninguna parte de la tierra santa.” El Judaísmo dicta que los judíos tienen que ser sumisos a todas las naciones incluyendo los Estados Unidos y P

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…