Ir al contenido principal

Divrei Emmanuel Parashat Tzav

Síntesis Parashat Tzav:
La parashá describe los Korbanot, especias ofrecidas por el Kohen Gadol cada día, por los hijos de Aharón y sus descendientes en el día de su inauguración. Se les da a Aharón y a sus hijos el pecho y la parte de la pata entre la entre la rodilla y el tobillo de los “Korbanot Shelamin.” Se describe en detalle la ceremonia de inauguración para Aharón, sus hijos, el Mishkán y todos sus implementos.


  
"Desde los días de sus ancestros se han desviado de Mis decretos y no los observaron.  Retornen a Mí y retornaré a ustedes, dice Hashem, Señor de las Legiones. Pero ustedes dicen: ¿De qué hemos de arrepentirnos ¿Ha de robar un hombre a Dios tal como ustedes me roban? Y sin embargo ustedes dicen: ¿Cómo te hemos robado? ¡En los diezmos y en las ofrendas!”.  (Malaquías 3:7-9 - a partir de la Haftará de Shabat Hagadol)
Los versos del profeta Malaquías que leemos en Shabat HaGadol fueron ofrecidos con intención de despertar en nosotros el deseo de volver a Dios. El profeta explica que hemos abandonado el camino de la Torá y que por eso se nos castiga. Pero Malaquías quiere que sepamos que a pesar de que hemos sido infieles a las Leyes de Dios Él no ha sido infiel a nosotros.
Él quiere que volvamos a Él, Él nos ama y nos valora. Al alejarnos de Él nosotros nos desvaloramos a nosotros mismos pero Él todavía nos considera dignos de mantenerse conectado a nosotros. Malaquías, como portavoz de Dios, entiende la mente humana. Sobre todo nuestra capacidad de negar la realidad.
Muchos de nosotros negamos que exista un problema espiritual. "En qué hemos de volver", le preguntamos "¿Qué estamos haciendo mal?" Como si no lo supiéramos. La respuesta es una respuesta simple. Hemos fracasado en poner a Dios y la misión de ser sus sirvientes como el centro de nuestras vidas.
Sin embargo, una persona puede decir "Voy a rezar y regresar a Dios cuando me sienta tan conmovido hacerlo. Simplemente no sienten que es tan importante. "Algunos afirman que no pueden buscar a Dios, a menos que sientan su presencia en primer lugar. Dado que no sienten esa presencia divina, no sienten que es algo necesario.  La respuesta de Dios: "búscame y me encontrarás." Si no buscamos la espiritualidad no la sentimos o no la reconocemos cuando la sentimos.
Cuando Malaquías dice:"¿Podría un hombre robar a Dios?" Se dirige a la experiencia de la persona que disfruta de todo lo que ofrece la vida, pero nunca se detiene a reconocer de donde vienen las bendiciones que está disfrutando. Incluso cuando buscan lo espiritual es porque buscan a disfrutar más de lo que la vida tiene que ofrecer. Oramos para pedir más, en lugar de rezar a decir "gracias por lo que me haz dado.” Malaquías el hombre de Dios entiende que podemos mentirnos a nosotros mismos, pero no a la verdad del Dios que está dentro de nosotros. El reconoce todas las verdades y nos invita confrontarlas para nuestro crecimiento espiritual.
Las Declaraciones que Malaquías pronunció hace mucho tiempo, todavía resuenan en nuestra conciencia de hoy. Tal vez por eso mismo el Halel es tan importante durante Pesaj. Cuando pronunciamos la oración “Ana Hashem Hoshia Na” Sálvanos Hashem Sálvanos y también “Ana Hashem Hatzlihaná” Prospéranos Hashem, prospéranos. Y al final del Halel decimos “Hodú la Hashem ki tob ki leolam hasdó” Da gracias a Hashem porque Él es bueno su misericordia es eterna.

Por el Rabino Rigoberto E. Viñas

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Las Costumbres Sefaraditas + Serie de Videos de Rosh Hashana

Las Costumbres Sefaraditas de Rosh Hashaná
Rosh Hashaná es una oportunidad de renovación para cada judío, en  su relación con Dios, a través de la oración y el arrepentimiento.  Las oraciones tradicionales incluyen solicitudes de perdón por nuestras faltas cometidas durante el año anterior, y peticiones para que Dios nos concede un año mejor que el último, lleno de bondades, bendiciones, salud y dulzura.
Aunque la mayor parte de las oraciones formales son ofrecidas en la sinagoga, algunas de las oraciones más importantes son las que vienen directamente del corazón, o que se ofrecen en unión  con  nuestras familias durante la cena de la fiesta.
Una de las costumbres más bellas, practicadas en la mayoría de las casas judías, es la de comer manzanas sumergidas en miel, mientras expresamos la oración de que este Año Nuevo sea dulce, como la manzana impregnada con miel. Esta costumbre que se practica en todas las comunidades judías (asquenazí y sefaradí) es solamente una parte del rito practic…

“Ante la Ley” Kafka y los Anusim del Siglo 21

El novelista Franz Kafka (1925) escribió una novela sin terminar llamada “El Proceso – Der Prozess.” La novela se enfoca en un hombre que está siendo juzgado por mal gastar su vida. Uno de los relatos de esta novela es especialmente impactante y opino que es muy buena descripción del problema de los Anusim en el siglo 21. “Antes la puerta de la ley” estaba un guardián. Viene un hombre del campo desde muy lejos y llega a este guardián y pide ser admitido a la ley. Pero el guardián de la puerta le responde, “-en estos momentos no le puedo dar permiso entrar a la ley.” El hombre lo considera y pregunta “¿podré ser admitido luego?” Y el guardián responde “-es posible, pero ahora no.”
Como la puerta de la ley estaba abierta de par en par, como siempre lo ha estado, el hombre se agacha para mirar para adentro y el guardián se mueve para un lado para darle acceso a la vista. Se ríe el guardián y le dice al hombre “-veo que deseas mucho entrar, aunque sea contra mis órdenes, pero quiero que reco…

¿Arroz y Frijoles en Pesaj?

Aclarando la diferencia entre Jametz y Kitniyot PorRabinoRigobertoEmmanuelVinas
Durante la fiesta de Pesaj, la Tora prohíbe el consumo de Jametz (productos leudados). La violación de esta prohibición es considerada una de las más serias violaciones de la Tora y es castigada con “karet” escisión espiritual del pueblo judío. Por esa razón todos los judíos observantes hacemos lo posible para evitar comer cualquier comida que contenga Jametz o que fue cocinada y/o mezclada con Jametz.  Esto incluye evitar el uso de cazuelas y cubiertos y lozas que tuvieron contacto con Jametz durante el año por miedo que se contaminen las comidas de Pesaj con algún resto que quede allí de Jametz. Adicionalmente algunas comunidades judías han  impuesto otras restricciones a la dieta de Pesaj que forman parte de las prácticas o costumbres de esas comunidades. Específicamente, algunas comunidades prohibieron el consumo de “Kitniyot o kitniyos” cualquier producto de legumbres, maíz o el arroz. En general hemos e…